CRIMEN Y CASTIGO

Asesinan al viejo James ‘Whitey’ Bulger, el mafioso irlandés que corrompió al FBI para vencer a la Cosa Nostra

Tenía 89 años y fue inmortalizadopor el actor Jack Nicholson en 2006 en la película «Infiltrados» (The Departed) de Martin Scorsese

Asesinan al viejo James 'Whitey' Bulger, el mafioso irlandés que corrompió al FBI para vencer a la Cosa Nostra

El mítico gángster de Boston James «Whitey» Bulger ha sido hallado muerto este 30 de octubre de 2018 en la prisión de alta seguridad de Hazelton, en Virginia Occidental, a donde había sido trasladado horas antes,

Según informa el diario «The Boston Globe», el FBI investiga ahora a un compañero preso vinculado a la Mafia como autor de un posible asesinato.

Whitey Bulger, de 89 años, fue inmortalizado por el actor Jack Nicholson en 2006 en la película «Infiltrados» (The Departed) de Martin Scorsese, y posteriormente por Johnny Depp en 2015 en «Black Mass: Estrictamente criminal» como jefe de la mafia irlandesa en Boston en los años 70 y 80.

Whitey Bulger conquistó el mundo bostoniano del narcotráfico y el juego ilegal con la ayuda del FBI.

Durante casi tres décadas, nadie sospechó que el mafioso más peligroso y mitificado de la ciudad era, en realidad, un confidente con licencia federal para delinquir y una baraja interminable de cartas similares al clásico «quedas libre de la cárcel» del Monopoly.

Quien durante los años setenta y ochenta lideró un sangriento reinado en el inframundo del sur de Boston cumplía dos cadenas perpetuas por 11 asesinatos cometidos durante sus años al frente de la banda de Winter Hill.

Bulger escapó de las manos de la agencia federal en 1994 después de que el agente retirado John Connolly le alertó de que iba a ser encausado. El mafioso no quería volver a la cárcel. Antes de convertirse en el temido gánster había pasado por la famosa penitenciaría federal de Alcatraz entre 1956 y 1965 por haber robado un banco. Bulger huyó junto a su pareja Catherine Greig hacia California, donde adoptaron una nueva identidad. Con los ahorros manchados con sangre alquilaron un cómodo apartamento en la playa de Santa Mónica, donde se hacían pasar por una pareja de jubilados del Medio Oeste: Charlie y Carol Gasko.

Cuando mataron a Osama bin Laden, Bulger pasó a ocupar el primer puesto en el listado de los criminales más buscados de Estados Unidos. 16 años después de su fuga, Anna Bjornsdottir, que fue Miss Islandia en 1974, reconoció que su vecina era la mujer que el FBI estaba buscando y por la que ofrecían 2 millones de dólares de recompensa. Así lograron los agentes federales dar con los prófugos.

Greig fue condenada a ocho años de cárcel en 2012 por ayudar a un fugitivo. Un año más tarde Bulger fue condenado por 11 asesinatos, extorsión y lavado de dinero después de un juicio casi cinematográfico que incluyó el testimonio de tres excolaboradores: un asesino a sueldo, un protegido y un compañero de pandilla.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído