Brutales asesinatos

La madre del ‘monstruo de Denver’ defiende a su hijo: «Antes de casarse, él era normal»

El 'monstruo' asesinó brutalmente tanto a su esposa embarazada como a sus hijas

La madre del 'monstruo de Denver' defiende a su hijo: "Antes de casarse, él era normal"
La familia de Chris Watts

Una madre defenderá siempre a su hijo. No importa qué brutalidad haga. Al menos, así queda en evidencia en las palabras de la madre del ‘Monstruo de Denver’: «Si él no va a pelear, yo tengo que pelear por él«, dijo en su primera declaración pública la madre de Chris Watts, el hombre de Colorado que se declaró culpable de asesinar a su esposa embarazada y a sus dos hijas de cuatro y tres años. (‘El monstruo de Denver’ pide resguardar un extraño secreto tras sus cínicas entrevistas en TV)

«Él no es un monstruo», aseguró Cindy Watts entrevistada por el canal local KMGH «Todo ha sido tan abrumador y siento que debo hacer algo para ayudar a mi hijo».

Según ella, la esposa de Chris era abusiva con él y lo apartó de su familia. Tenían una relación difícil, «muy difícil». Pero antes de casarse con ella, «él era normal».


«Estuvo en deportes desde los cinco hasta los 17 años. Ninguna persona a la que le preguntaras iba a decirte nada malo de él», aseguró la madre. «El era igual que su padre, de trato fácil, de poner manos a la obra y seguir adelante».

Los crímenes ocurrieron la madrugada del 13 de agosto pasado. Cuando Shanann Watts y las niñas Bella y Celeste fueron declaradas desaparecidas, Chris Watts habló con la prensa y pidió que regresaran a casa.

Después se supo que había enterrado el cadáver de Shannan en una tumba poco profunda en los terrenos de la compañía petrolera donde trabajaba, y que lanzó los cuerpos de las niñas en un tanque de combustible.


Shanann estaba embarazada de 15 semanas y ya tenía nombre para su hijo: Nico. Las investigaciones policiales revelaron que Chris Watts tenía una relación extra matrimonial con una compañera de trabajo.

Pero los padres de él manifiestan que todavía no saben qué fue lo que pasó exactamente.

El podría haberse declarado culpable «para evitarle más problemas a su familia y a la familia de ella», le dijo Ronnie Watts a KMGH.

Asegura que él creyó lo primero que Chris le dijo a la policía: que había matado a Shannan al ver que estaba estrangulando a su hija.

«Me cuesta trabajo creer que él hubiera podido hacerles daño a las niñas, pasara lo que pasara», dijo Ronnie Watts. «Creí lo que él me contó aquella noche: la forma en que me miró, como estaba llorando, lo creí».

Han hablado poco con él desde agosto, dicen, y no estaban al tanto de que la semana pasada iba a declararse culpable de nueve cargos: cinco de homicidio en primer grado, uno de terminación ilegal de embarazo, y tres de manipulación de un cadáver. Con ese acuerdo, Chris Watts se quita de encima la posibilidad de ser condenado a muerte.

La declaración de culpabilidad «le salva la vida y tiene que pasar el resto de su vida en prisión. Para mí no hay diferencia, ¿entiendes?», le dijo la madre al canal KMGH. «El va a morir en prisión, y no se dice lo que puede pasarle en la prisión. Todo lo que quiero es que él dé la pelea».


En un comunicado que hicieron llegar al mismo canal, la familia de Shanann reaccionó con indignación a la entrevista concedida por los padres del asesino confeso.

«La noche del lunes, los padres de Chris Watts dieron una entrevista en la que intentaron defender a su hijo», dice el texto. «Al hacerlo, sintieron la necesidad de hacer declaraciones burdas, grotescas y absolutamente falsas sobre Shanann. Además de ser hirientes e inexactas, esas declaraciones nunca van a cambiar la verdad sobre Shanann y nunca van a cambiar la verdad sobre los crímenes cometidos por su hijo, Chris Watts«.

La sentencia contra Watts será dictada el lunes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído