ESTADOS UNIDOS

Un vagabundo y una pareja de Nueva Jersey conspiraron para estafar con GoFundMe

Un conflicto legal entre el hombre sin hogar y la pareja sacó la hitoria a la luz.

Un vagabundo y una pareja de Nueva Jersey conspiraron para estafar con GoFundMe
John Bobbitt, Kate McClure y Mark D'Amico, acusados por inventar una historia que conmoviera a los potenciales donadores. YT

En principio parecía una obra digna de apoyar, una historia que mostraba el lado sensible del ser humano cuando se actua con buena fe.

Una pareja de Nueva Jersey y un hombre sin hogar de Filadelfia recaudaron USD 400.000 a través de GoFundMe, una plataforma de crowdfunding con fines de lucro que permite a las personas recaudar dinero para apoyar proyectos.(Estafa:¡Suplantan a Elon Musk y ofrecen millones de dólares!)

Por ello, Johnny Bobbitt, Kate McClure y su novio Mark D’Amico, enfrentarán cargos por robo, engaño y conspiración, al ser cómplices en inventar una historia que conmoviera a los potenciales donadores y así asegurar miles de dólares, según reportó WCAU, el canal de la NBC.

Bobbit, originario de Raleigh, en Carolina del Norte, conoció a McClure en octubre cuando su automóvil se quedó sin gasolina en la carretera interestatal 95 de Filadelfia y supuestamente Bobbit gastó los últimos USD 20 que le quedaban para ayudarla a comprar gasolina.

«Conmovida» por el gesto de amabilidad, tanto ella como D’Amico decidieron crear una página de GoFundMe para presuntamente ayudarlo a sobrellevar su vida y sacarlo de las calles, para que pudiera tener un hogar decente, como una manera de agradecerle lo que hizo por ella.(Hong Kong: Una «estafa romántica» le cuesta 23 millones de dólares a una china enamorada)

Al conocer la historia, alrededor de 14.000 personas donaron USD 402.706 para el hombre.

Pero la farsa comenzó a salir a la luz cuando llegaron quejas de que aparentemente los tres habían inventado la historia y luego de que Bobbitt decidiera demandarlos por no haber obtenido su dinero.

Bobbitt recibió únicamente USD 75.000 y en tan sólo unos meses McClure y D’Amico habían «despilfarrado» su parte, según expresó Scott Coffina, juez de la Corte Superior del Condado de Burlington

La litigante aseguró que la pareja compró un BMW, bolsos costosos y viajes al por mayor.

Coffina enfatizó que si bien Bobbitt merece las gracias por su servicio al país y simpatía por su situación, fue cómplice del crimen al haber hecho apariciones en los medios de comunicación para ayudarlos a «promover la campaña fraudulenta».

Los investigadores del caso revisaron más de 67,000 mensajes de texto del caso, incluido uno de McClure enviado a un amigo que decía:

Bueno, espera, la parte de la gasolina está completamente inventada, pero el tipo no. Tenía que inventar algo para que la gente se sintiera mal

En otros mensajes se encontró que la pareja discutía sobre su incapacidad para pagar las facturas y que sus deudas iban en aumento.

Coffina también señaló que Bobbitt publicó una historia «notablemente similar» en su página de Facebook en 2012.(La estafa llega en verano a tu email: «Hemos ‘hackeado’ tu ordenador y tenemos imágenes comprometidas»)

En aquél momento escribió que se había encontrado a una mujer que se quedó sin gasolina, con un neumático desinflado en Walmart de Carolina del Norte y había decidido ayudarla con lo último que le quedaba de dinero. «No creo que sea una coincidencia», dijo Coffina.

La plataforma GoFundMe se comprometió a reembolsar el dinero completo a los donantes de esta campaña, declaró la abogada.

Pero D’Amico y McClure, quienes se entregaron el pasado miércoles 14 de noviembre de 2018 por la noche, fueron liberados en espera de una fecha de juicio, dijo Coffina.

Bobbitt también fue detenido en Filadelfia y está a la espera de la extradición. Los delitos de segundo grado en Nueva Jersey tienen el potencial de cinco a 10 años de cárcel, dijo Coffina.

El abogado de D’Amico y McClure, Ernest Badway, declinó hacer a hacer cualquier comentario.

Dichos cargos se producen meses después de que Bobbitt demandara a McClure y D’Amico, acusándolos de haberse quedado con el dinero recaudado a su nombre y ellos le habían prometido que se utilizaría para comprar una casa donde pudieran vivir.

Pero la historia dio un giro total, y en realidad todo fue una táctica para recaudar el dinero para sí mismos.(Estudiantes de Estados Unidos toman una foto haciendo el saludo nazi y reciben una inesperada respuesta)

Según Coffina, de no haberse iniciado la pelea legal por el dinero, el trío podría haber librado la investigación sobre la estafa y nadie hubiera sabido nada acerca de lo que tramaron, según relató CNN.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído