Historias insólitas

La peor cita de la historia: «Me dijo vistete de negro y te sorprenderé. No debí hacerlo»

Hizo match con un joven que le pareció atractivo pero él le ocultó un incómodo secreto

La peor cita de la historia: "Me dijo vistete de negro y te sorprenderé. No debí hacerlo"
Mujer vestido negro

Nunca olvidará su cita. Él solo le dijo: «usa un vestido negro y te sorprenderé», y sí, la sorprendió pero de la forma más incómoda. (Surrealismo sexual en ‘First Dates’: el tipo tiene una erección al hablar de sexo con su cita)

Una usuaria británica de twitter, @itssraych, compartió hace unos días la conversación que de WhatsApp que tuvo con una amiga a la que le pidió que le contara cuál había su peor cita. (Le suelta la pregunta sexual más directa de la historia y su respuesta pone muy nervioso a su cita)

«No me imaginaba esto», escribió en su cuenta de Twitter. La publicación se volvió rápidamente viral logrando más de 30.000 Me gusta y ha sido compartida más de 5.000 veces.

 

 

La joven le contó a su amiga que conoció a un chico que le pareció atractivo, intercambiaron teléfonos y posteriormente la invitó a salir.

Él había estado un tanto misterioso y sólo le dijo que en su cita vistiera un vestido negro. La chica no le dio importancia al hecho pensando que sólo era un gesto romántico y que tal vez por la elegancia del color negro, la llevaría a cenar a un restaurante o algún sitio formal.

Sin embargo esto no ocurrió, la joven relató la historia:

«Cuando el coche se detuvo, entonces vi el letrero. Oh Dios, decía `Crematorio´», relató a su amiga. «Detuvo el auto y yo: ‘¿Te has quedado sin gasolina?», añadió. La respuesta de su cita fue: «No, sólo necesitaba que alguien viniera a esto conmigo y pensé que si te lo decía no vendrías».

La sorpresa de la joven fue mayúscula, sin embargo ya estaba ahí y no pudo negarse.

«En este punto estaba como ‘Mierda, no tengo escapatoria’, así que pensé ‘¿Qué es lo peor que podría pasar?’ Era el funeral de su abuela«, siguió contando.

«Eso no fue lo peor». Como recuerda, no conoció a su padre pero sí a su madre, que estaba bajo los efectos de alguna medicación. El final fue todavía más inusual.

«Él se puso a llorar y yo tuve que consolar a ese extraño total mientras saludaba a su familia. Resultó que su novia le había dejado unas semanas antes y todos estaban deseando conocerla, así que se buscó a alguien para sustituirla».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído