Brutales asesinatos

Acribillan a una joven de 16 años en una universidad en Holanda

La investigación apunta a su expareja: un hombre de 31 años que estaba en libertad condicional

Acribillan a una joven de 16 años en una universidad en Holanda
Asesinato de Humeyra Öz

La muerte de su compañera ha dejado sin palabras a muchos en una casa de estudios de la ciudad holandesa de Rotterdam. (El adolescente virgen del Sex Island: «Fue increíble, tan increíble que quiero llorar solo de pensarlo»)

Estudiantes, maestros y familias han expresado su tristeza y asombro después de que una alumna de 16 años fue asesinada a tiros dentro del campus de su universidad.

Humeyra Öz fue atacada en un estacionamiento para bicicletas en la Escuela de Diseño de Rotterdam poco después de que terminaran sus clases. (Un adolescente asesina a una porrista con seis meses de embarazo porque no quería abortar)

Hasta ahora un hombre de 31 años, identificado como Bekir E., ha sido arrestado en relación con este caso. Él estaba bajo libertad condicional y se le había pedido que no contactara a la chica.

Las amigas de la adolescente dijeron que ella había terminado una relación amorosa con él hace algún tiempo y se había quejado de que la estuvo amenazando.

¿Por qué estaba libre el sospechoso?

Humeyra Öz conoció al sospechoso a través de Facebook hace dos años y en la misma red social habían dado por terminada la relación, según relataron los medios holandeses.

Algunos amigos explicaron que tiempo después el padre de Humeyra Öz la llevaba a la escuela debido a las amenazas que recibía.

«La familia de ella incluso fue a hablar con la familia de él. Dijeron que era demasiado joven. Pero él seguía acosándola y amenazándola«, explicó un primo de la víctima al diario holandés De Volkskrant. Aseguró que habían presentado una queja contra Bekir E. hace aproximadamente un año y que recientemente le habían dado una pena de cárcel de dos años.

Los fiscales han confirmado que el sospechoso fue condenado recientemente y estaba bajo la supervisión del servicio de libertad condicional. Se le había prohibido ponerse en contacto con Humeyra.

«¿Cómo pudo pasar?»

La universidad tiene unos 300 estudiantes y algunos de ellos estaban en el estacionamiento cubierto para bicicletas en el momento en el que ocurrió el tiroteo.

Tanto la víctima como el sospechoso fueron descritos como miembros de la comunidad holandesa-turca. El cónsul turco Aytac Yilmaz visitó la escuela.

Los compañeros alumnos lucharon por asimilar el asesinato, mientras que a los padres les preocupaba la seguridad.«Era una niña encantadora, bonita e inteligente», dijo una amiga de la escuela a los medios holandeses.

«Todavía estamos muy asustados, ¿cómo pudo pasar?», se preguntaba.

El presidente de la universidad, Marc Otto, dijo que no podía hablar sobre ninguna amenaza hecha contra la víctima, ya que era parte de la investigación policial, pero insistió en que la seguridad en la escuela no estaba en duda.

«Se trata de alguien mayor que de repente entra en una escuela, esto no es una prisión», señaló.

El alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb, precisó que el ataque no debe considerarse como un tiroteo en una escuela, sino un caso que involucra a un hombre fuera de sí que podría haber llevado a cabo el ataque en cualquier lugar.

Una vez que terminen las vacaciones de Navidad, dijo, esperan que las cosas puedan volver a la normalidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído