Historias insólitas

Del porno a la fe: Brittni de la Mora, la actriz ‘más exitosa’ del mundo guarro se vuelve predicadora

Brittni de la Mora dejó sus ganancias de 30.000 dólares al mes, para predicar el evangelio

Del porno a la fe: Brittni de la Mora, la actriz 'más exitosa' del mundo guarro se vuelve predicadora
Brittni de la Mora

Brittni de la Mora, quien fuera una de las estrellas del cine para adultos más exitosa del mundo, y su esposo Richard, ambos de 31 años, predican la palabra de Dios en la iglesia Cornerstone en San Diego, California. (Rose Monroe, la actriz porno venezolana que triunfa en EEUU)

Años atras, Brittni, cuyo nombre artístico era Jenna Presley, apareció en más de 300 videos sexuales, sin embargo, explicó que durante ese tiempo ella estaba luchando con sus adicciones. (‘Maduras’, ‘anal’ y ‘amateur’ es lo más buscado en porno por los españoles)

«Estaba luchando para pagar mi renta porque tenía una adicción a las drogas realmente mala. Gastaría miles y miles de dólares a la semana en drogas, comencé con la cocaína, pero luego, finalmente, estaba luchando contra una adicción a la heroína«, señaló.

Ver esta publicación en Instagram

I laugh in the face of doubt, fear, and insecurities. All of these things are nothing but lies. They aren’t real and they can only control you if you allow them to. This week, practice casting these thoughts down (2 Corinthians 10:5). Do not allow them to dictate you in anyway. You are good enough, you are beautiful, you will walk out your dreams, you can start your own business, you will find a spouse who will love you unconditionally, everything in your life is going to work out the way it’s supposed to. Believe it! Don’t believe the lies in your mind. They are Just Lies and nothing more than that. Let’s choose to renew our minds with the word of God so we can confidently walk in His truth and laugh in the face of lies!

Una publicación compartida de Brittni De La Mora (@brittnidelamora) el 12 Ago, 2018 a las 9:24 PDT

 

En su periodo de inicio como actriz para la industria porno, ganaba unos USD 30.000 al mes, ya que trabajaba todos los días, «tenía un Mercedes del año y cada bolso nuevo de Louis Vuitton, los tacones de Christian Louboutin», recordó Brittni

La ahora predicadora tuvo su primer acercamiento a la industria del sexo cuando tenía 16 años, en un viaje que realizó a México para pasar una noche con unos amigos.

«Me sentí rechazada desde niña y adolescente, en mi hogar había mucho caos, así que empecé a buscar amor y aceptación en los lugares equivocados».

Ver esta publicación en Instagram

Have you ever wanted something so badly you just couldn’t be happy without it? You know, when what you want eats at your mind all day long. You can’t stop thinking about it. You can’t stop talking about it. It’s almost as though you’re somehow living, breathing, and eating just for this strong desire to become a reality. Maybe you’ve felt this way when it comes to that relationship you desperately want to be in. That baby you fervently pray for, but have yet to see. Or, an opportunity that by faith, you truly believe is yours, but by sight is far from yours. I can totally relate to this feeling. With this feeling comes mental chaos and certainly no peace. Because we want something so bad, we can’t be happy without it. That’s no way to live because we miss many precious moments that just pass us by because we are too focused on what we don’t have, rather than praising God for what we do have. Regardless of where you find yourself in life, there is someone who would give anything to be in your shoes! Instead of focusing on what God has yet to do in your life, let’s thank Him for what He has already done. When we take delight in the Lord He gives us the desires of our hearts, because He has every intention of fulfilling them. Today, surrender that thing that’s been bringing you down. You might have to surrender it over-and-over again, but do it anyway. Sometimes circumstances in life aren’t just one, “I trust you Lord”. Sometimes it takes 30 times a day. However many times it takes for you to surrender to get your mind to believe that You Can Be Happy with or without “that thing”, do it. Nothing should dictate our joy. Plus, fear and worry are too great of a burden for us to bare.

Una publicación compartida de Brittni De La Mora (@brittnidelamora) el 13 Oct, 2018 a las 7:51 PDT

 

Cuenta que aquella noche fue la primera vez que asistía a un club de striptease, donde se emborracho y termino bailando en el escenario.

«Cuando mi amigo dijo que iban a ir a un club, fui con ellos y terminé emborrachándome, esa fue mi primera experiencia en un club de striptease. Me pusieron en el escenario esa noche

Brittni comenzó a desnudarse para pagar la universidad y fue reclutada por dos productores de pornografía que le dijeron hacían «películas románticas» y que ella estaba destinada a ser una estrella.

«Fui ingenua pero no tanto, sabía que estaban hablando de películas porno. Me aceptaron para que fuera representada por una agencia de primer nivel y cambie para convertirme en una estrella porno de tiempo completo. Abandoné la universidad», expresó

Ver esta publicación en Instagram

I loved you since the day I laid eyes on you. #RichandBritt

Una publicación compartida de Brittni De La Mora (@brittnidelamora) el 20 Dic, 2017 a las 3:16 PST

 

Dos meses después, Brittni se contagió de una enfermedad venérea y fue cuando le comenzó a disgustar el trabajo que estaba haciendo.

Aunado a esto, uno de los directores de las cintas en las que trabajaba, le dijo que estaba gorda y que necesitaba perder peso, en ese tiempo ella pesaba aproximadamente 47 kilos.

«Terminé consumiendo drogas porque había un director que me dijo que estaba gorda y que necesitaba perder peso. Aproximadamente un año antes, me habían dado de alta del hospital por anorexia, así que eso fue un gran desencadenante para mí», relató.

De la Mora, desesperada, preguntó a una modelo particularmente delgada que hacía para permanecer así, a lo que la modelo le contestó que consumiendo cocaína, Brittni la probó y se sintió enganchada al instante.

«Tenía más energía, podía realizar las escenas y ni siquiera pensar en las consecuencias, me estaba dando esta falsa sensación de felicidad, pensé que era feliz mientras lo hacía, pero en el momento en que se iba el efecto de las drogas ya no era feliz, así que tenía que inhalar otra linea».

Mientras que era considera como una de las mejores estrellas porno del mundo, sus adicciones y su estilo de vida la llevaron a enfrentarse con los con recurrentes pensamientos suicidas tenía.

Un día supo que necesitaba ayuda sino acabaría por quitarse la vida, así que decidió llamar a su abuela para pedirle que la ayudara. La abuela de Brittni la recogió en Los Ángeles y la llevó con ella a su casa en San Diego.

La ex actriz porno comenzó a ir a la iglesia por consejo de su abuela, empezando así el largo camino para dejar las drogas y comenzar una nueva vida, abandonando la industria del sexo en 2012.

En la iglesia Cornerstone, a la que ella asistía, predicaba el pastor Richard de la Mora, quienes en el transcurso de año se enamoraron, contrayendo nupcias el 2016 y ahora dirigen el ministerio de jóvenes adultos en la misma iglesia.

 

Brittni también asiste a convenciones sobre pornografía para hablar con los artistas sobre las enseñanzas de la Biblia y trabaja en bienes raíces.

«Ahora soy un agente de bienes raíces y gano tanto como lo hice en la industria del porno y no tengo que quitarme la ropa, así que ahora estoy mucho más feliz», expresó.

» Vivo la vida sin arrepentimientos. Si nunca hubiera entrado en la industria del porno, no habría podido hacer todas las cosas increíbles que estoy haciendo ahora.», finalizó la ahora predicadora Brittni de la Mora.

«Estoy más que orgulloso de la transformación de mi esposa, simplemente conmueve mi corazón porque era una mujer que una vez estuvo perdida y ahora ya no.» dijo su esposo, el pastor Richard.

La pareja ha escrito dos libros de relaciones que se lanzarán a finales de este año.

Ver esta publicación en Instagram

A Day To Remember 💭 #lifeisshort #enjoyit #cherisheverymoment

Una publicación compartida de Brittni De La Mora (@brittnidelamora) el 17 Jul, 2016 a las 5:32 PDT

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído