Historias insólitas

Una familia perdió 220 kilos juntos y se convierten en un ejemplo a seguir

Una familia perdió 220 kilos juntos y se convierten en un ejemplo a seguir
Familia Bentley

Cambiar de hábitos puede resultar en un reto muy complejo, por lo que hacerlo acompañado tiene muchos beneficios. Para la familia Bentley, solo se necesitó que Sarah se cansara de estar cansada todo el tiempo, para inyectarles esa motivación y perder alrededor de 220 kilos juntos, en total. (Los 5 trucos infalibles para perder peso tras Año Nuevo y no recuperarlo)

Sarah Bentley y su esposo Dave solían salir a comer para cada comida. El desayuno consistía en panecillos y cafés con crema batida. (La estrella porno Jenna Jameson revela su secreto para no subir de peso)

Luego no comían nada durante todo el día y de noche cenaban bocadillos de pollo, comida china, alitas y pizza. Y para el postre, compartían un gran bote de helado cada noche.

Las comidas poco saludables y la falta de ejercicio de la pareja llevaron a Sarah a pesar 127 kilos, mientras que Dave alcanzó los 157 kilos. Aunque por fuera, Dave y Sarah parecían muy sociables y felices, por dentro, en realidad, no soportaban estar en su propia piel.

Así, Sarah se cansó de estar «cansada» y decidió, de una vez por todas, hacer algo al respecto. Sarah acudió a un programa para bajar de peso y en tres meses, logró bajar 22 kilos.

«Aprendí cómo preparar y comer adecuadamente las comidas y alimentar mi cuerpo», dijo la joven de 31 años. «Fue la energía, la forma en que me sentía, por eso decidí continuar», aseguró.

Entonces, cuatro meses después de que ella iniciara, sus padres, Debbie y Steve Hoffman, que también tenían sobrepeso, con Debbie pesando 135 kilos y lidiando con la artritis reumatoide, y Steve con 185 kilos, decidieron dejar de tener obesidad mórbida y pre-diabéticos.

Juntos perdieron alrededor de 220 kilos y ahora, disfrutan hacer actividades que nunca pensaron que podrían hacer.


Dave y Sarah están interesados en CrossFit y les encanta realizar caminatas con sus dos hijos.

Cambiar de hábitos, cambiar de vida, no es sencillo, pero hay muchos lugares de apoyo para lograrlo.

Si estás en busca de un cambio en tu vida, consulta a un profesional de la salud y la nutrición para aprender a alimentarte adecuadamente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído