CRIMEN Y CASTIGO

Latina desapareció sin dejar rastro: su esposo la buscaba y su amante ‘sentía angustia’… y con motivo

Latina desapareció sin dejar rastro: su esposo la buscaba y su amante 'sentía angustia'... y con motivo
Dania Méndez de Guerra y su amante y asesino, Elmer Campos-Martínez. EP

El crimen nunca paga’, que decían los clásicos del suceso sangriento (Cadena perpetua para el ‘Monstruo’ mexicano por descuartizar a su esposa e hijas).

La noche del 5 de noviembre del 2017, Dania Méndez de Guerra, de 21 años, salió de su trabajo en un restaurante KFC pero nunca llegó a su casa (El video que muestra la reacción del «monstruo de Denver» al darse cuenta que su coartada se derrumbó).

Su marido, José Guerra Machado, comenzó a buscarla desesperadamente llamándola incluso 66 veces a su celular. Las autoridades del condado de Montgomery, Maryland, buscaron a la joven por cinco días sin ningún éxito (‘Chupeta’, el capo que se opera el rostro para huir de la Justicia, y quedó como un monstruo).

Dania Méndez de Guerra y José Guerra Machado se conocieron en El Salvador cuando ella tenía sólo 16 años. Después se trasladaron a Maryland, donde Dania consiguió su residencia permanente y comenzó a trabajar en un restaurante KFC en la ciudad de Wheaton, donde vivía con su esposo y su hijo.

Durante su trabajo en el restaurante, Dania sostuvo una relación romántica con Elmer Campos-Martínez, de 49 años, quién, en la cocina del restaurante, «sentía la presión, la angustia» desde su desaparición.

Según el reporte de Dan Morse para The Washington Post, cinco días después de la desaparición de de Guerra, una ráfaga de viento hizo girar la cabeza de Silvia Domínguez, de 44 años.

Su mirada se posó por casualidad sobre unas cajas depositadas junto a unos contenedores de basura, y allí «vi un zapato negro», dijo Domínguez y agregó:

«seguí la silueta de una pierna, y luego al mismo tiempo, el viento estaba soplando tan fuerte que se llevó una caja que cubría el cadáver».

Inmediatamente llamó al 911. La policía no pudo encontrar un documento de identificación de la joven, pero el uniforme de KFC les indicó que el caso podría estar relacionado con la mujer que había desaparecido cinco días antes.

Durante el tiempo de la búsqueda la policía había investigado el teléfono y la cuenta de Facebook de Dania de Guerra, algunos de ellos obtenidos por una orden de la corte, descubriendo una constante comunicación de la joven con Elmer Campos-Martínez.

Una hora antes del hallazgo del cuerpo la policía había acudido a la casa de Campos-Martínez quien fue después interrogado por siete horas.

Inicialmente, Campos-Martínez negó haber sostenido comunicaciones con Dania de Guerra, pero la evidencia que la policía había encontrado mostraba 263 llamadas entre ellos. Finalmente aceptó que había tenido una relación sentimental con la joven y que la había visto por última vez el 5 de noviembre.

Campos-Martínez admitió que la había golpeado varias veces y la estranguló hasta que ella cayó inmóvil. Después la cubrió con cajas y se marchó llevándose su bolso y su teléfono.

Minutos antes del incidente, Dania Méndez de Guerra había sostenido una discusión con Campos-Martínez ya que la mujer quería dar por terminada su relación amorosa.

El pasado 20 de diciembre de 2018, Campos-Martínez fue sentenciado a cadena perpetua por este asesinato.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído