Estados Unidos

Despiden a una cocinera latina «por hablar español» en un reconocido restaurante italiano

Después de 11 años trabajando el dueño le dijo que si no aprendía inglés la iba a despedir

Despiden a una cocinera latina "por hablar español" en un reconocido restaurante italiano
Despiden a cocinera latina por hablar en español

Un triste caso de discriminación racial se dio a conocer esta semana en California. (Despiden a una profesora por grinch: reveló a los niños el secreto de Papa Noel)

La mexicana Francisca Pérez llegó a trabajar a la Osteria Fasulo, un reconocido y elegante restaurante italiano en Davis, California hace 11 años. Su experiencia como cocinera en México le abrió el camino en este importante restaurante a pesar de no saber hablar inglés. (Despiden a una presentadora de TV por defender los disfraces de «negro» en Halloween)

Pérez le dijo a The Sacramento Bee en una entrevista que el dueño del restaurante Leonardo Fasulo le dijo a ella en español que no se preocupara cuando empezó a trabajar once años atras, sin embargo en el último año su parecer habría cambiado bruscamente.

El 31 de mayo de 2018 todo cambió cuando Fasulo, reconocido chef y dueño del lugar le gritó, golpeó una mesa, y le preguntó burlonamente si quería que él agregara burritos al menú y le dijo que si no aprendía a hablar inglés perdería su trabajo.

Francisca le respondió diciendo que estaba discriminando a los mexicanos y que su exigencia iba en contra de la ley. Sin embargo Fasulo la despidió diciéndole: «Puedes sacar tu trasero de mi restaurante».

El Centro para los Derechos de los Trabajadores, una organización sin fines de lucro de servicios legales con sede en Sacramento para trabajadores de bajos salarios, presentó una queja en nombre de Pérez ante el Departamento de Vivienda y Empleo Justo del estado.

La demanda alega que Pérez fue despedida indebidamente por hablar español y todavía se le debe su sueldo final.

La queja incluye una declaración firmada de la camarera, Ruelas-Nava, respaldando la acusación de Pérez y explicando que por la misma razón ella también renunció ese mismo día.

Por su parte Fasulo dijo que a Pérez no se le debe un cheque de pago final y dijo que ella renunció por su propia cuenta. Su abogado Matthew B. Smith declinó hacer comentarios al Sacramento Bee.

Pérez emigró a Davis en 2003 con un niño de 3 años, y tuvo dos hijos más después de su llegada. Su hija mediana, Kenneth Lucas Pérez, de 11 años, estaba en el restaurante el mismo día en que fue acosada y despedida por el dueño del conocido restaurante.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído