Historias insólitas

Amores que matan: Hunde su barco para ahogar a su esposa y heredar sus propiedades

La pareja aún se encontraba celebrando la luna de miel cuando se intentó el homicidio

Amores que matan: Hunde su barco para ahogar a su esposa y heredar sus propiedades
Lewis Bennett y su esposa

Hay amores que matan. Al menos, así ha sido el de Lewis Bennett, quien confesó haber asesinado a su esposa Isabella Hellman cuando estaba en su luna de miel en el Caribe, después de que se revelaran las fotos en donde se prueban cómo el esposo hundió intencionalmente el barco en donde viajaban, esto con el fin de poder heredar los bienes de su esposa. (Royal Caribbean veta por vida de sus de cruceros a este idiota por hacer ‘balconing’ desde el barco)

Los fiscales enseñaron nuevas pruebas en las que se ve el supuesto daño que infligió en el casco del yate en un esfuerzo por hundirlo y hacer que la muerte de su esposa Hellman pareciera como un trágico accidente. (Este barco con 3.500 coches Nissan navega a la deriva y sin tripulación tras incendiarse)

Las fotografías utilizadas como parte de la escena del crimen mostraron la línea de flotación de la embarcación, se abrió y el daño que se hizo desde adentro. Bennett supuestamente dijo que abrió las escotillas de escape y rompió los cascos gemelos del catamarán en el que él y Hellman viajaban para su luna de miel, informó CBS12.

Al salir del yate que se hundió, Bennett hizo un llamado SOS en donde reportó que el barco con nombre «Surf into Summer» se hundía y su esposa se encontraba desaparecida.

En la declaratoria, el esposo afirmó que el barco golpeó un objeto desconocido mientras estaba adentro y cuando salió ya no vio a su esposa.

Cuando fue rescatado Bennett por la Guardia Costera de los Estados Unidos, lo encontraron entre Cuba y las Bahamas, en una balsa con su equipaje, monedas de plata robadas y provisiones.

El cuerpo de Hellman nunca se encontró y Bennett dijo que no tenía idea de lo que le había ocurrido, pero sospechaba que había sido arrastrada al mar cuando el barco se sumergió.

Al regresar a los EEUU, Bennett se llevó de inmediato a su hija Emilia a Reino Unido donde vive su familia, negándole a la familia de Hellman que vea a la menor. Luego presentó una moción ante los tribunales de Florida pidiendo que su esposa sea declarada muerta y que se le entregue el apartamento de Delray Beach.

Un juez rechazó la moción y el fiscal Kurt Lunkenheimer le pidió a un juez que supere las pautas de sentencia de 41 meses para Bennett.

«El hecho de que el acusado empacara todos estos artículos en una balsa salvavidas, pero no buscara a su esposa de manera activa y diligente fue uno de los motivos por los cuales la fiscalía buscó una sentencia de ocho años de prisión para Bennett», mencionó uno de los jueces.

Bennett fue acusado al principio de asesinato en segundo grado. Ese cargo luego se convirtió en homicidio involuntario en un acuerdo de culpabilidad, en donde se le dio una sentencia máxima de ocho años.

Al final Bennett fue declarado culpable después de que los investigadores determinaron que hundió el barco intencionalmente al encontrar evidencia de agujeros hechos intencionalmente desde el interior del barco.

Los fiscales afirman que la «disputa conyugal» de la pareja fue un motivo para el presunto asesinato. «El asesinato de Hellman eliminaría todo el conflicto matrimonial del acusado, le permitiría vivir su vida como le plazca y heredaría el dinero de los bienes de Hellman», dijo un fiscal.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído