La crisis de Venezuela vivida desde adentro

Venezuela: La “Caza de brujas” ha comenzado

Venezuela: La “Caza de brujas” ha comenzado
FAES, el escuadrón de exterminio de Maduro. YT

(Caracas. Por: Urimare, especial para Periodista Digital).

El ambiente en Caracas se encuentra tenso, pesado, en suspenso… La gente camina por las calles con gran ansiedad y estrés.

La gran mayoría de los venezolanos, incluyendo los que se han ido y los que nos hemos quedado, presentamos síntomas de depresión. Algunos más acentuados que otros. Es una batalla campal de emociones. Hay momentos para el llanto, rabia, rencor, desaliento y últimamente de esperanza, pero con mucho miedo de perderla.

En lo personal, mi estrés se encuentra a tal punto que escribo estas líneas apresuradamente para poderla enviar por email a España. Y es que la conexión a internet ha presentado fallas durante todos estos días de protestas.

Al momento de escribir estas líneas,  y mientras el gobierno del dictador Nicolás Maduro se dispone a deportar a los tres periodistas de la agencia EFE detenidos, escucho a lo lejos algunas detonaciones y caceroladas. De tanto en tanto mi teléfono móvil parece colapsar por los mensajes de familiares y amigos dentro y fuera del país preocupados por la grave situación. La única manera de enterarse de lo que está pasando es a través de las redes sociales. 

En los últimos meses he decidido hacer ejercicios, pues es la única manera de drenar mi estrés. Hoy, caminando hacia el parque donde acostumbro ejercitarme diariamente, fui testigo de cómo un funcionario militar daba el alto a varias jóvenes que caminaban por la zona. Las hizo subir a una camioneta, escoltadas por cuatro soldados fuertemente armados, y seguida por dos militares en una moto.

Las detenciones arbitrarias están a la orden del día en Venezuela. El SEBIN, Servicio Bolivariano de Inteligencia, ya no sólo se fija en periodistas, políticos, opositores, sino en la gente de a pie. La paranoia se ha apoderado de las fuerzas policiales.

Todo aquel que no apoye al régimen dictatorial de Nicolás Maduro, o del cual se tenga una mínima sospecha, es detenido, incluso torturado y, en muchos casos, asesinado.

Solamente me queda algo claro de todo esto. EL PODER en Venezuela está en manos de la arbitrariedad, la ignorancia y la irresponsabilidad.     

Un país del revés

Son muchas las aristas que desprenden de la compleja realidad venezolana. Una de las primeras piezas de este desastre es la construcción de un “socialismo” que no tiene ni pies, ni cabeza. Si no construyes algo con bases firmes y sólidas, aumentarás las probabilidades de arruinar aquello que no levantaste de manera adecuada. Todo es cuestión de tiempo.

La ineficiente gestión de políticas públicas inherentes a la cultura y educación son piezas claves en la construcción de la Venezuela de hoy. Por supuesto, es una de las causas de su quiebre social. ¿Por qué me refiero a la cultura y educación como unas de las principales causas de la crisis de este país latinoamericano? Porque indudablemente, cuando no le inculcas a tus hijos el respeto hacia lo ajeno, posiblemente cuando sea adulto se convierta en ladrón o corrupto. Porque si le enseñas a respetar a su prójimo y a su entorno, cuando sea mayor será un buen ciudadano. Porque si le enseñas a amar a su país natal, cuando crezca hará todo lo posible por cuidarlo y valorarlo.

Entonces, Venezuela se convirtió en un país gobernado por corruptos, en donde se ha perdido el respeto hacia la institucionalidad y sus gobernantes. Es un país en donde impera la anarquía.

No todo es el dinero, es el poder lo que importa

En Venezuela, el tema de la corrupción no solo se trata del dinero, todo gira en torno al “poder”.  Es que si tienes “poder”, tienes acceso a lo que necesites: alimentos, medicinas, vivienda, vehículo… dólares. Si, ¡dólares!, La economía venezolana está totalmente dolarizada aunque lo niegue el gobierno.

El poder, está intrínsecamente ligado al miedo. Como no se respeta la autoridad y mucho menos las leyes, se cometen abusos, atropellos e injusticias.

¿Quiénes tienen el poder en Venezuela?, además del presidente, ministros, gobernantes y militares. Muchas veces, ese poder lo tienen las personas más absurdas que puedas imaginar. Un carnet que te identifique como trabajador de alguna institución del gobierno, puede darte acceso a ciertos lugares, podrás librarte de alguna infracción o de cualquier tipo de problemas.

A raíz de todo esto, un uniforme militar o policial ha perdido todo valor de autoridad en Venezuela. Su misión, se ha tergiversado por completo. En lugar de garantizar la paz y el orden ciudadano, los funcionarios militares y policiales son vistos solo como lacayos del gobierno.  Muchas veces, son considerados criminales con aval para robar y abusar de su poder.

Sería duro y radical de mi parte generalizar. No todos son iguales, siempre en medio de la oscuridad existe una luz de personas que bajo ese uniforme quieren paz y una vida mejor para ellos y su familia. Los venezolanos tenemos la esperanza de que reaccionen a tiempo para lograr la Venezuela que queremos.

Guaidó, una esperanza

La zozobra se ha transformado en un sentir cotidiano. Absolutamente todos los venezolanos nos hemos visto afectados directamente, no solo en el bolsillo, sino también por la salida de nuestros familiares que han huido a otras fronteras desesperadamente en búsqueda de mejores oportunidades de vida.

En el país esta situación de crisis es considerada como una “real pesadilla”. La desesperanza se ha convertido en odio y frustración. El pueblo es el que más sufre. Así, llegamos a nuestro punto más crítico.

Juan Guaidó, un joven de 35 años. Representa la nueva generación de Venezuela. Esta, que ha crecido la mayor parte de su vida bajo el mandato del chavismo. Testigo del declive político, económico y social del país. Es nuestra única salida ante tanta barbarie y anarquía.

Hoy, justamente, Guaidó ha liderado visitas a las instalaciones militares más importantes del país, para promover y dar a conocer a los funcionarios la Ley de Amnistía que promueve el Parlamento nacional, que explica el reconocimiento de las garantías a los funcionarios civiles y militares que se unan a la restitución democrática en Venezuela.

Ciertos funcionarios han recibido copias de esta Ley. Sin embargo, algunos han decidido solo quemarlas.

En mi opinión, Guaidó es un instrumento necesario para la transición hacia la democracia en Venezuela. Si me preguntan sobre su liderazgo, pienso que es el único que tenemos hasta los momentos. Indiscutiblemente, existe un vacío en cuanto al liderazgo político en el país.

Existen profesionales venezolanos altamente calificados para convertirse en los líderes que necesita la nación. Pienso que más allá de la parafernalia populista (que tiene asqueada a la mayoría de los venezolanos), necesitamos profesionales, personas dispuestas y aptas para “gerenciar”.

¿Por qué repito tanto la palabra profesionales?, sin ánimo de subestimar el conocimiento empírico de nadie. Venezuela, necesita urgentemente profesionales. Actualmente, vemos como personas (la mayoría militares), sin tener conocimiento alguno sobre el área a desarrollar, se encuentran ocupando puestos claves en el gobierno, solo por considerarlos “leales” a la “revolución”. ¡Eso es grave!…  ¡Es evidente!

Hay mucho que decir sobre la situación en Venezuela. Y mucho que aprender sobre esta crisis. Una de nuestras lecciones más importantes es que el socialismo es utopía, los radicales hacen daño al igual que el totalitarismo. El egoísmo y la corrupción van de la mano. El poder en las manos equivocadas se convierte en veneno.

Y algo más importante: cuando eres mandatario de una nación y privas a tu gente de expresarse como quiere, cuando niegas oportunidades en igualdad de condiciones a pesar de las diferencias, cuando reprimes a tus compatriotas de avanzar y progresar. Eres un DICTADOR, aunque lo trates de disfrazar.

Hoy más que nunca, entiendo la consigna que ha gritado la oposición al chavismo en Venezuela desde hace mucho tiempo….

¡¡¡LIBERTAD!!!!

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído