La denuncia que se hizo viral y demuestra la miseria que sufre el pueblo venezolano

Un venezolano indignado ante el clientelismo y la corrupción chavista: «Me excluyen del pernil por pensar diiferente»

Un vídeo que se ha viralizado en redes sociales demuestra como el chavismo juega con el hambre de los venezolanos

Un venezolano indignado ante el clientelismo y la corrupción chavista: "Me excluyen del pernil por pensar diiferente"
Un venezolano indignado con sus vecinos quienes le excluyeron del pernil por pensar diferente. YT

El clientelismo político y la corrupción en Venezuela traspasaron las barreras de lo conocido, fue la idea desde que Hugo Chávez implantara el sistema de misiones para atender necesidades básicas como educación, salud y empleo.

Eso sí, lo hacía desde organismos paralelos, que no estaban vinculados a los ministerios destinados a diseñar y ejecutar políticas para tales áreas.(Venezuela negocia la recuperación del dinero robado por la corrupción chavista)

Sin embargo, ahora que la catástrofe socioeconómica ha superado los límites nunca antes vividos en la Venezuela contemporánea, es cuando más se nota que el gobierno chavista ha dejado de distribuir la riqueza para repartir la pobreza.

Un episodio de ello se ha hecho viral en las redes sociales, cuando un venezolano, que no llega a mencionar el lugar donde vive, decide grabar un vídeo porque sus vecinos chavistas han decidido excluirlo de una entrega de alimentos, pernil en este caso, por “pensar diferente”.(Nicolás Maduro sigue saqueando Venezuela: Vende 15 toneladas de oro a Emiratos Árabes)

No es posible que yo sea también venezolano y también me van a excluir porque yo estoy pensando diferente.

Las personas encargadas de la distribución del pernil lo guardaban en una nave (galpón se le dice en Venezuela), ofrecieron a quien hacía la grabación que trabajara con ellos, pero el hombre indignado sabe que no es el único que está siendo excluido por manifestar su posicionamiento en contra de la dictadura, sabe que así funciona en Venezuela, pero manifiesta que su conciencia no se vende.

Bueno, me voy para no tener problemas con los vecinos, pero lo que estoy es grabando porque me da arrechera que dicen que no hay, pero estamos en el mes de febrero y todavía hay pernil, entonces coño, estoy en una reunión donde yo por pensar diferente, me están retirando de la producción del mismo petróleo de Venezuela, porque las bolsas o lo que se da en este país no es de Maduro ni Diosdado ni de ningún otro, son de todos los venezolanos, esta vaina me tiene arrecho.

Precios y salarios

El hombre del vídeo dice que graba el mismo en febrero, aunque no menciona el año, pero si dejó muestra del hartazgo de los venezolanos por el sectarismo y la corruptela chavista, la inflación del 2018 fue de casi 1.700.000 %, una cifra inaguantable para un trabajador, pero que es mucho peor de lo que parece.

Para citar un ejemplo, una taza de café con leche en el último año en Venezuela pasó de 0,45 a 1.700 Bs., aumentando un 377.678 %, pero en noviembre solo costaba 95 Bs. por lo cual, esa taza de café en solo tres meses se ha incrementado en 10.254.088 %, según el índice venezolano del café con leche establecido por Bloomberg, establecido ante la ausencia de cifras oficiales.

Mientras tanto, el salario mínimo de es de 18.000 Bs., es decir, alcanza para comprar 10 tazas de café.

Ello refleja que los venezolanos dependen más que nunca de políticas públicas que les ayude a surfear la ola de la crisis económica, es lo que esperan tras el cambio de gobierno, un giro de 180 grados en la economía, pero en el corto plazo, la entrada de la ayuda humanitaria.(El conflicto por la ayuda humanitaria en Venezuela: Guaidó «Sí», Maduro «No» y venezolanos muriendo)

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído