Estados Unidos

Golpea, mutila y quema a su hijo, mientras que finje un secuestro para engañar a la policía

La madre intentó ocultar el cuerpo quemándole y colocándole en bolsas de basura

Golpea, mutila y quema a su hijo, mientras que finje un secuestro para engañar a la policía
Nakira Griner

Nakira Griner fue detenida después de fingir el violento secuestro de su hijo, para ocultar que lo golpeó, asesinó, mutiló, quemó y escondió sus restos en bolsas de basura porque «no comía ni la escuchaba». ( Secuestro, tortura y racismo: La historia detrás del venezolano que humilló al chavismo español)

La mujer de 24 años reportó que un hombre la había golpeado para arrebatarle a Daniel Griner Jr, cuando lo paseaba en su carrito por Atlantic Street. (México: Una mujer evita un secuestro por su cicatriz de cesárea)

Nakira aseguró que el secuestrador le había dado varias patadas y cuando reaccionó ya no vio el carrito ni a su hijo.


La detective Veronica Cappoli declaró que «ella dijo que sintió que alguien la pateaba; se cayó al piso y recibió varias patadas en el lado derecho y en la cabeza. Nakira dijo que cuando buscó el cochecito con DG Jr. no estaba. Nakira no pudo proporcionar ninguna descripción del acusado o de su ruta que corrió después del ataque».

La policía comenzó con la búsqueda y a las pocas cuadras de donde se cometió el robo, hallaron el cochecito y en su interior los zapatos rojos del niño.

La policía halló inconsistencias entre las imágenes de las cámaras de videovigilancia de la zona y la declaración de la madre del menor, por lo que al volverla a interrogar cambió su versión de los hechos y después falló en la prueba del polígrafo con la Policía Estatal de New Jersey.

Así las sospechas de las autoridades se colocaron sobre Nakira y las indagaciones fueron dirigidas hacia sus acciones.

Un equipo de rescate, conformado por policías estatales y municipales, iniciaron la búsqueda en las inmediaciones de la casa de la familia Griner.

Fue durante la madrugada del sábado, a las 03:00 horas, cuando los oficiales a cargo hallaron dentro de bolsas de basura los restos desmembrados y quemados del pequeño Daniel, que fueron enterradas debajo de un cobertizo en el patio de la casa en Woodland Drive.

Al someterla a un interrogatorio ante los fiscales de Cumberland, la mujer originaria de Bridgetone declaró sus culpabilidad. Admitió que golpeó y asesinó a su hijo porque «no comía ni escuchaba».

Griner confesó que le pegó al niño hasta provocarle moretones en la cara y después le propinó otro golpe que lo hizo caer por un tramo de las escaleras de su casa; la mujer en lugar de pedir ayuda o llevar a Daniel al servicio médico, lo sentó en el carrito y lo dejó solo.

Nakira Griner fue detenida y acusada de los delitos de asesinato en primer grado; poner en peligro el bienestar de un menor de edad; la profanación de restos humanos, y la manipulación de pruebas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído