Delincuencia en México

«Ya valiste verga»: Las escalofriantes historias de los secuestros en el metro de CDMX

"Ya valiste verga": Las escalofriantes historias de los secuestros en el metro de CDMX
Secuestros en el Metro de Ciudad de México

«Me quitaron de un golpe la tranquilidad con la que me movía en la Ciudad de México«, le dice a BBC Mundo Siomara, de 21 años. «Me intentaron secuestrar», explica la joven, que trabaja como agente de seguros. (México: Un hombre dispara a una niña, apuñala a la niñera y usa de rehén a una bebé)

Dice que fue el pasado 28 de enero, un poco antes de las 5 de la tarde: estaba a media cuadra de llegar a la estación del metro Coyoacán, en el sur de la capital de México, cuando sintió que un hombre la seguía. (México: Una mujer evita un secuestro por su cicatriz de cesárea)

Primero pensó que la quería asaltar. «No pude verlo bien, pero oí que hablaba por teléfono. Le decía a alguien que por mí le iban a dar un buen billete. Fue ahí cuando entré en pánico: me di cuenta que me quería llevar», dice.

Un poco antes de llegar al esquina, se dio cuenta que otro hombre la estaba esperando. «Me dijo: ‘Ya valiste verga‘. Por instinto intenté correr al otro lado de la acera, pero el tipo me sujetó muy fuerte del brazo«, cuenta mostrando un moretón que todavía le queda.

Dice que la intentó llevar a una camioneta con puertas corredizas que estaba un poco más adelante. Ahí había dos hombres más. Los cuatro iban encapuchados.»Tuve mucha suerte de que saliera el guardia de una casa y me preguntara si estaba bien. Yo le dije que no. Le pedí que me ayudara«, dice la joven.

El guardia le pidió al agresor que la soltara, pero éste no le hizo caso. La agarró de los cabellos. «Le dijo al guardia que éramos novios, que estaba haciendo un berrinche y que me quería llevar a mi casa«, dice.

Pero el guardia se dio cuenta de que algo raro estaba pasando y por radio le llamó a uno de sus compañeros y pidió el auxilio de una patrulla.

«Al sentirse acorralado me aventó contra el pavimento. Antes de irse, me amenazó, me dijo que me tenía vigilada y eso no se iba a quedar así», dice Siomara todavía consternada.

48 investigaciones abiertas

Su caso es uno de la ola de secuestros que se han presentado en las últimas semanas en estaciones del metro o sus al rededores.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ) asegura que está investigando el modo de actuar de los agresores y si se trata de alguna banda. Hay 48 investigaciones abiertas por estos casos entre el 30 de enero y el 11 de febrero. Hasta ahora, no hay ningún detenido.

«No hagas berrinche»

Aunque no todos los casos son iguales, algunos tienen en común que dos o más hombres se acercan a una mujer distraída y fingen conocerla.

Con violencia verbal y en algunas veces física, la intimidan y la dirigen a un vehículo estacionado cerca.

Cuando las mujeres piden ayuda a los transeúntes, los agresores se hacen pasar por su pareja o conocido, simulando una pelea. Les dicen frases como «No hagas berrinche» o «ahorita lo solucionamos en casa».

La mayoría de las víctimas tiene entre 18 y 24 años. Muchas iban vestidas con uniforme o como estudiantes y fueron sorprendidas cuando caminaban usando su teléfono celular, según la información de la PGJ.

Estos casos han causado una ola de indignación en redes sociales y en los medios de comunicación. Las mujeres también han salido a marchar a las calles pidiendo más seguridad.

Más denuncias

Las autoridades dicen que abordarán el problema con una estrategia integral. Entre las medidas están educar con perspectiva de género a sus funcionarios e instalaron ministerios públicos móviles en 5 de las estaciones del metro, que irán rotando, para que las mujeres pongan sus denuncias.

Al ser preguntada de los motivos del aumento de estos casos, la procuradora a cargo de la PGJ, Ernestina Godoy, asegura a BBC Mundo: “Queremos creer que ha aumentado la denuncia. Que ahora las mujeres han decidido utilizar su tiempo y su esfuerzo en denunciar”, dice.

Asegura que no hay indicios de que alguna mujer haya sido de hecho secuestrada en el metro, que todo ha quedado en tentativas.

“El metro sigue siendo una zona segura. Tenemos un operativo especial de unos 5.000 policías en sus estaciones”, dice.

En una conferencia de prensa, la procuradora aseguró que todas las mujeres serán bien recibidas a la hora de denunciar, sin embargo pidió “que sean muy responsables”.

Este comentario se debe a que dos hermanos que trabajan como albañiles fueron arrestados cuando una mujer de 23 años los acusó de querer secuestrarla en la estación del metro Centro Médico.

Después la mujer se desdijo y ellos quedaron libres.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído