La muerte del misionero evangelizador a manos de una tribu indígena

El veredicto final por la muerte del misionero estadounidense a manos de una tribu indígena

Samuel Brownback, Embajador General para la Libertad de Religión Internacional estadounidense, proporcionó las conclusiones del caso

El veredicto final por la muerte del misionero estadounidense a manos de una tribu indígena
John Allen Show, el misionero estadounidense asesinado a flechazos por una tribu india YT.

Los asesinos del misionero John Allen Chau no enfrentarán cargos por el homicidio. Así lo confirmó el Embajador General para la Libertad de Religión Internacional estadounidense, Samuel Brownback. «Fue un caso trágico«, resumió el funcionario del Departamento de Estado.(Misionero evangelizador murió a flechazos por indígenas que rechazan el contacto con la civilización)

Un hombre fue a ponerse en contacto con una tribu en una de las islas en el océano Índico, fuera de la India, y fue asesinado en el proceso. En este caso, el Gobierno de los Estados Unidos no ha pedido ni aplicado sanciones al Gobierno de la India contra los pueblos tribales. No es algo que hemos pedido o presentado. Es una situación trágica y un caso trágico.

Chau tenía 26 años cuando el 17 de noviembre pasado intentó descender en una isla remota del Océano Índico, perteneciente a La India, en una aventura misionera, pero fue recibido de la peor manera: a flechazos por los indígenas que la habitan y que rechazan cualquier tipo de contacto con el resto de la civilización.

El joven murió, y el Gobierno de la India realizó un operativo para recuperar el cuerpo sin vida del joven norteamericano. Pero no hubo resultados positivos. De acuerdo con los testimonios de su familia, el misionero había querido enseñarles la palabra de Dios a los aborígenes, quienes no tomaron con gusto su llegada.(La Policía no puede recuperar el cuerpo del misionero asesinado por aborígenes )

Los asesinos de Chau pertenecen a la tribu de sentineleses. Sus integrantes han permanecido aislados durante siglos y tomaron la presencia de Chau como una amenaza. La Isla Sentinel del Norte está fuera del alcance de los visitantes y turistas para las leyes indias. El joven de Vancouver fue allí sabiendo que podía morir.

La pequeña tribu vive en chozas e históricamente fue hostil hacia todo lo que fuera extranjero y perteneciente al continente. Chau se acercó a ellos en un pequeño kayak, pero de inmediato sintió que estaba en problemas. Intentó hablarles en su idioma, pero no tuvo respuesta. También comenzó a cantarles canciones religiosas. Sin suerte.

 “Grité: ‘Mi nombre es John, te amo y Jesús te ama‘”, escribió en su diario Chau. Uno de los jóvenes de la tribu le disparó con una flecha, que perforó su Biblia. “Ustedes podrían pensar que estoy loco por todo esto, pero creo que vale la pena declarar a Jesús a estas personas. Dios, no quiero morir“, escribió en una última nota a su familia el 16 de noviembre, poco antes de dejar el bote de pesca para conocer a los miembros de la tribu. Esa decisión le costó la vida.(«Dios, no quiero morir»: lo último que escribió el misionero asesinado a flechazos en una remota isla)

La Isla Sentinel del Norte es un paraíso que solo comparten entre 50 y 400 habitantes tribales que viven allí desde tiempo incalculable. De tan solo 72 kilómetros cuadrados y unos 8 kilómetros de ancho, pertenece a las Islas Andamán, en el Índico y es formalmente administrada por la India.

La muerte del misionero de 26 años del estado de Washington, que violó varias leyes y según algunos críticos puso en riesgo la salud de los indígenas, ha provocado una gran conmoción internacional y un acalorado debate sobre la protección de las comunidades tribales.
También ha provocado una discusión interna en la comunidad evangélica de los Estados Unidos: hay quienes plantean que Chau fue un mártir, otros que fue un loco  o temerario y los menos que tenía un complejo de Mesías.(«Fue un grave error»: La opinión del único hombre que contactó con la tribu que asesinó a flechazos al misionero estadounidense)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído