PD América estrevistó a Andrés Colmenárez fundador y director de Funpaz

El testimonio de Andrés Colmenárez ante la represión chavista: «La orden era disparar a los rostros»

Andrés Colmenárez: "(Mi hija) fue atendida por un médico cubano que le dijo que la iba a suturar para que le quedara la C de Cuba y que no saliera más a protestar”

El testimonio de Andrés Colmenárez ante la represión chavista: "La orden era disparar a los rostros"
Andrés Colmenárez víctima de la represión de Nicolás Maduro Jesús Mitchelle Torres

PD América entrevistó al venezolano Andrés Colmenárez, fundador y director de Funpaz, una ONG conformada por víctimas de la represión y violaciones de derechos humanos por parte del régimen de Nicolás Maduro.

Desde el pasado 23 de enero de 2019 la crisis política y humanitaria que padece Venezuela se ha vuelto más internacional que nunca, pero las violaciones de derechos humanos por parte del régimen de Maduro comenzaron desde las primeras elecciones presidenciales en la que participó.(Crisis en Venezuela: ONU reconoció el uso de violencia letal por parte de grupos paramilitares chavistas)

Durante la entrevista, Colmenárez habla de los días difíciles que vivió durante el año 2013, cuando fue detenido por reclamar el reconteo de votos, luego de que Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral, anunciara la elección de Nicolás Maduro como Presidente y la derrota del opositor Henrique Capriles Radonsky.

Los testimonios de Andrés y otras 23 víctimas de la represión, fueron compilados en el libro Perdigones en la Cédula, escrito por los periodistas Lorena Quintanilla, Edy Pérez Alvarado y William Croes con la participación de Leonardo Padrón.

Durante la entrevista, Andrés resaltó los casos Ehisler Iglesias y Rafael Suárez, ambos desvelan la estrategia de represión del madurismo en aquellos días, disparar al rostro, “Ehisler Vásquez, un muchacho de apenas 19 años, era su primera protesta ciudadana y fue reprimido de manera brutal, ahí fue cuando comenzamos a ver que había un patrón similar en todo el país y era el de disparar a los rostros a muchachos muy jóvenes, Ehisler recibió cinco impactos de perdigón en la cara lo cual milagrosamente no pasó más allá de la herida que conserva en su cachete”.(Alerta máxima en Venezuela: «Las últimas horas de Maduro en el poder y el inicio de su camino a prisión»)

El caso de Rafael Suárez, de 21 años para la época, que pasaron unos policías nacionales bolivarianos disparando y todavía, 5 o 6 años después, tiene alojado el proyectil en su cadera…

Pero Andrés no es el único miembro de su familia que ha sido reprimido por el régimen de Maduro, su hija Paula Colmenárez también fue víctima de la crueldad de los esbirros chavistas, la detuvieron 3 años después que a Andrés, “el 10 de enero de 2017”, recuerda el padre.

Ese día la adolescente de 17 años fue pisada por la bota militar en una autopista de caracas, las fotografías del suceso le dieron la vuelta al mundo.


Pero lo peor para Paula vendría después, cuando fue testigo en primera persona de la crueldad con la que actuaba el régimen ante los manifestantes que exigían democracia y estado de derecho.(Alerta máxima en Venezuela: «Las últimas horas de Maduro en el poder y el inicio de su camino a prisión»)


“Paula fue trasladada a la base aérea La Carlota, allí sufre tortura, tratos crueles y degradantes, se rompe la mano izquierda y sufre una herida bastante profunda, pero fue atendida cuatro o cinco horas después y lo más triste es que fue atendida por un médico cubano que le dice que la va suturar para que le quede la C de Cuba para que no salga más nunca a protestar”, comentó Andrés Colmenárez a PD América.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído