Ciencia y salud

No se deje engañar: frutoterapia, feng shui y masaje tibetano no pasan de ser pseudoterapias

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar y el Ministerio de Ciencia han anunciado el listado de "cosas" que no aportan evidencia científica

No se deje engañar: frutoterapia, feng shui y masaje tibetano no pasan de ser pseudoterapias
Frutas YT/Imagen ilustrativa

Durante los últimos años son muchas las técnicas que han aparecido con la finalidad aparente de mejorar el funcionamiento del cuerpo humano, pero sabemos que no todo lo que birlla es oro, por tal razón el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar y el Ministerio de Ciencia han elaborado un listado con 73 pseudoterapias que no han demostrado «ningún intento» de evidencia científica.

La encargada de hacer el anuncio fueron la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y el ministro de Ciencia, Pedro Duque, quienes este jueves 28 de febrero presentaron la campaña #CoNprueba, una iniciativa que trasladará a la ciudadanía información «veraz y accesible» sobre las pseudoterapias y pseudociencias.

Los resultados anunciados por los ministros han sido contundentes, de las 139 técnicas que se están evaluando, 73 ya han sido directamente descartadas por no tener ningún ensayo clínico aleatorizado, revisiones sistemáticas o metaanálisis sobre su eficacia o seguridad, por lo que se pueden clasificar como pseudoterapias.

Algunas de las que se han descartado son la hidroterapia del colon, frutoterapia, grafoterapia o el masaje tibetano, si bien las 66 restantes, entre las que está la homeopatía, acupuntura o aromaterapia, entre otras, están actualmente en proceso de evaluación por la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud (REDETS).

«No tenemos afán de prohibir nada, sino de aportar información a la ciudadanía para que tome decisiones correctas», ha aseverado el ministro Duque, quien ha evitado hablar de terapias y las ha calificado irónicamente de «cosas».

Ahora bien, por ahora y hasta que no se apruebe un Real Decreto que modifique la normativa relativa a la publicidad sanitaria y a los centros sanitarios, los lugares en los que se lleven a cabo estas terapias seguirán teniendo el letrero de ‘centro sanitario’. «El Real Decreto llevará su tiempo. Vamos a intentar llegar, porque el mundo no se acaba con las elecciones generales», ha aseverado Carcedo.

El informe del listado se enmarca dentro del Plan de Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias, presentado por ambos ministros el pasado mes de noviembre y que, tal y como ha recordado Carcedo, tiene como objetivo generar, difundir y facilitar información basada en el conocimiento y en la evidencia científica «más actualizada y robusta» de las pseudoterapias, a partir de los trabajos elaborados por la REDETS.

«El problema no son las terapias que no tienen efecto, sino cuando determinadas sustancias o tratamientos conllevan que se abandonen otros que sí han demostrado evidencia científica de su eficacia, o cuando reducen los efectos de las terapias basadas en la evidencia«, ha argumentado Carcedo, tras recordar que en el momento en el que tienen constancia de algunos de estos tratamientos que ponen en riesgo la salud, lo ponen directamente en conocimiento de la Fiscalía para que adopte las medidas legales que considere oportunas.

Las técnicas que ya han sido calificadas como pseudoetarapias son: análisis somatoemocional, análisis transaccional, ángeles de Atlantis, armónicos, arolo tifar, ataraxia, aura soma, biocibernética, breema, cirugía energética, coaching transformacional, constelaciones sistemáticas, cristales de cuarzo, cromopuntura, cuencos de cuarzo, cuencos tibetanos, diafreoterapia, diapasones, digitopuntura, esencias marinas, espinología, fascioterapia, feng shui, flores del alba, frutoterapia, gemoterapia, geobiología, geocromoterapia, geoterapia, grafoterapia, hidroterapia del colon, hipnosis ericksoniana y homeosynthesis.

También: iridología, lama-fera, masaje babandi, masaje californiano, masaje en la energía de los chacras, masaje metamórfico, masaje tibetano, medicina antroposófica, medicina de los mapuches, medicina ortomolecular, metaloterapia, método de orientación corporal Kidoc, método Grinberg, numerología, oligoterapia, orinoterapia, oxigenación biocatalítica, piedras calientes, pirámide vastu, plasma marino y posturología.

Completan la lista de pseudoterapias: pranoterapia, psicohomeopatía, psychic healing, quinton, radioestesia, rebirthing, sincronización core, sofronización, sotai, tantra, técnica fosfénica, técnica metamórfica, técnica nimmo de masaje, terapia bioenergética, terapia biomagnética, terapia de renovación de memoria celular (cmrt), terapia floral de California, terapia floral orquídeas, terapia regresiva.

Por otra parte, las terapias que están todavía siendo analizadas son: abrazoterapia, acupresión, acupuntura, aromaterapia, arteterapia, auriculoterapia, ayurveda, biodanza, caballoterapia o hipoterapia, Chi-Kung o Qi-Gong, constelaciones familiares, cromoterapia, crudivorismo, drenaje linfático manual, enfermería naturista, fitoterapia, Gestalt, hidroterapia, hipnosis natural, homeopatía, kinesiología, kundalini yoga, linfodrenaje, luminoterapia, macrobiótica, magnetoterapia, masaje ayurvédico, masaje estructural profundo, masaje tailandés, medicina naturista, medicina natural china y meditación, entre otras como musicoterapia, osteopatía, yoga, reiki y quiropraxia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído