Hollywood y la maldición del camino de la fama

Drogas, adicciones y la maldición del dinero: la vida de excesos de Justin Bieber

Drogas, adicciones y la maldición del dinero: la vida de excesos de Justin Bieber
La vida de excesos de Justin Bieber YT

Hay quienes piensan que el dinero es la solución a todos los problemas, sin embargo, existen cientos de ejemplos que ponen de manifiesto que, con la riqueza pueden llegar problemas mucho más profundos con desenlaces lamentables.

Justin Bieber cumplió apenas 25 años y cuenta con una fortuna de más de USD 200 millones. Se casó el pasado septiembre con Hailey Baldwin y, aunque parecía que su vida era totalmente plena, la estrella canadiense está sumida en una depresión.

Apenas el fin de semana pasado Bieber alarmó a sus seguidores al compartir un sombrío mensaje a través de su cuenta de Instagram. «He estado luchando mucho. Sintiéndome desconectado y raro. Siempre me recupero, así que no estoy preocupado. Sólo quería acercarme y pedirles que recen por mí. Dios es fiel y sus oraciones realmente funcionan, gracias…la temporada más humana en la que he estado enfrentando mis cosas».(Gran preocupación por el estado de salud de Justin Bieber)

Atrás quedó la época de inocencia del adolescente con su característico flequillo que cantaba «Baby». Ahora Bieber luce un cabello medio largo, desarreglado. Los tatuajes cubren su cuerpo y, parece, ha estado una temporada viendo a un terapeuta para que lo ayude a lidiar con su ansiedad, depresión e incertidumbre por el futuro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Just wanted to keep you guys updated a little bit hopefully what I’m going through will resonate with you guys. Been struggling a lot. Just feeling super disconnected and weird.. I always bounce back so I’m not worried just wanted to reach out and ask for your guys to pray for me. God is faithful and ur prayers really work thanks .. the most human season I’ve ever been in facing my stuff head on..

Una publicación compartida de Justin Bieber (@justinbieber) el 9 Mar, 2019 a las 10:27 PST

 

Los problemas no son nuevos para el cantante, quien sostuvo durante varios años una complicada relación de idas y vueltas con Selena Gomez, hasta que -tras su última ruptura- decidió casarse con la modelo Hailey Baldwin, a quien definió como el amor de su vida.

En abril de 2013 indignó al asegurar que Ana Frank, la famosa niña que murió en un campo de concentración nazi, habría sido una «belieber», como se hacen llamar sus seguidoras. Ese mismo año, el intérprete fue captado mientras orinaba en una cubeta e insultaba a Bill Clinton.(Los mensajes sexuales entre Selena Gómez y Justin Bieber)

A finales de 2013, Bieber enfrentó un escándalo en Argentina luego de que un fotógrafo lo denunciara porque un guardaespaldas del cantante lo agredió y le robó su equipo a las afueras de un club. En 2016 se llegó a un acuerdo judicial para que Justin pudiera volver a pisar el país.

El cantante fue arrestado en enero de 2014 por conducir a más de 120 kilómetros por hora en Miami, bajo el consumo de alcohol, fármacos y marihuana.

Fue en esa misma época cuando, en medio de sus días de fiesta sin control, Bieber arrojó huevos contra la casa de un vecino en California, quien lo acusó formalmente por vandalismo.

Años después, en 2016, Bieber volvió a decepcionar a sus simpatizantes cuando dio un puñetazo a un fan en Barcelona, al que le dejó heridas en el labio.

Después de esa agitada época, Bieber pareció encontrar de nuevo la calma. Desde 2015 empezó la promoción de su disco Purpose, del que se desprendieron sencillos como Sorry y What do you mean.

Pero el éxito que disfrutaba en su vida profesional iba acompañado de problemas en el ámbito privado.

Él mismo habló de su adicción a las drogas y al sexo en una reciente entrevista para Vanity Fair, en la que posó junto a su esposa Hailey.

«Me encontré haciendo cosas de las que estaba muy avergonzado, ser súper promiscuo y cosas así, y creo que usé Xanax porque estaba muy avergonzado. Mi mamá siempre me dijo que tratara a las mujeres con respeto. Eso siempre estaba en mi mente mientras lo hacía, así que no podía disfrutarlo».(Selena Gómez, espantada con la terrible foto de Justin Bieber en Nueva York)

Fue tras su época de promiscuidad que decidió pasar un año sin sexo y conoció entonces a Baldwin.

«Quería volver a dedicarme a Dios en esa manera porque realmente sentía que era mejor para la condición de mi alma y creo que Dios me bendijo con Hailey como resultado. Hay ventajas, recibes recompensas por una buena conducta».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído