Dictadura en Venezuela

El desmadre de los hijos del Ministro de Defensa chavista: Fiestas, alcohol y hasta ‘pechos al aire’

Los hijos de Vladimir Padrino López disfrutan de una vida de lujo y excesos que no se pueden permitir el resto de los venezolanos

El desmadre de los hijos del Ministro de Defensa chavista: Fiestas, alcohol y hasta 'pechos al aire'
Vladimir Padrino López junto a sus hijos

Vladimir Padrino López es uno de los hombres fuertes del chavismo. El Ministro de Defensa es el encargado de mantener la presión y control en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para evitar que se levanten contra de la dictadura de Nicolás Maduro. Su vinculación con el régimen y la vinculación con presuntos casos de corrupción han generado que esté en la lista de las sanciones de Estados Unidos. ( Vladimir Padrino López reconoce que ‘castigarán’ a los militares que se pasaron al lado de Guaidó)

«El presidente Maduro confía en su círculo íntimo para mantener su control del poder, a medida que su régimen sistemáticamente saquea la riqueza de Venezuela. Continuamos sancionando a sus socios más leales que permiten que Maduro refuerce su control sobre los militares y el Gobierno mientras el pueblo sufre», indicó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. ( Fernando Maura: «En España hay cientos de millones provenientes de la corrupción chavista»)

Los millones que rodean la vida de Vladimir Padrino López son disfrutados al máximo por sus hijos. Recientemente Mitchell Padrino, el hijo mayor del ministro de Defensa ha vuelto a ser cazado disfrutando de una buena juerga en compañía de un nutrido grupo de amigos. Lejos de lo que algunos podrían pensar, no se trata de una megafiesta en Caracas, sino en la propia ciudad de Madrid, donde ha decidido vivir «su exilio».


 

En un vídeo, publicado en Instagram, se puede ver a Mitchell (en la terraza de Casa Suecia, en el piso 11 del hotel NH Collection) fumando una cachimba detrás de una mesas con botellas, que según el comentario de la publicación alcanzarían los 700 euros cada una. Sin embargo, desde Casa Suecia precisan a este periódico que el precio medio de la botella ronda los 120 euros. Pero quizá el aspecto más controvertido del vídeo son las sospechosas pastillas azules que el joven ingiere y que el autor de esta cuenta de Instagram identifica como éxtasis.

Su hermana Yarazeth Padrino tampoco ha escapado de la polémica. En sus redes sociales es muy común encontrar imágenes de su lujosa vida fuera de Venezuela. Sin embargo, una de las publicaciones más polémicas fue un ‘topless’ que realizó durante una fiesta rodeada de sus amigas. Una fotografía que difiere con la realidad con la que se enfrentan cada día de los venezolanos, un país donde la inflación, escasez y delincuencia sentencian a la población a una vida llena de carencias y muerte.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído