ESTADOS UNIDOS

Todd Barket, el hombre que fue a buscar empleo y terminó preso por ser un asesino atroz

Con la captura de Barket se logró cerrar la investigación de un crimen ocurrido 20 años atrás.

Todd Barket, el hombre que fue a buscar empleo y terminó preso por ser un asesino atroz
Todd Barket, el asesino capturado al intentar acceder a un empleo. YT

Ante una revisión cotidiana de un candidato que se presentaba a un empleo surgió una situación inesperada.

Todd Barket nunca tuvo ningún problema con la policía. Su historial muestra apenas algunas infracciones menores de tránsito. A sus 51 años, solicitó empleo en una empresa de limpieza, que realizó la habitual revisión de antecedentes. Nadie imaginaba que el proceso llevaría al arresto del postulante por un brutal homicidio.

La policía de Delray Beach, en Florida, pudo finalmente cerrar la investigación del homicidio de Sondra Better, asesinada en 1998 a sus 68 años, justo unos días antes de renovar sus votos matrimoniales. Había renunciado y le quedaban solo unos días más de trabajo, cuando su cuerpo apareció apuñalado y golpeado hasta la muerte.(Viral: ¡Un preso intenta fugarse pero el techo se viene abajo y ocurre lo inevitable!)

La policía investigó el cadáver y encontró ADN del sospechoso en la escena del crimen. «Teníamos huellas dactilares, teníamos sangre e incluso una posible descripción de un testigo. Pero la persona responsable de este crimen atroz parecía haber desaparecido«, explicó el jefe interino de la policía de Delray Beach, Javaro Sims, en una conferencia de prensa.

Sondra y su esposo estaban a punto de renovar sus votos matrimoniales cuando fue asesinada

Tras el crimen, las huellas dactilares y las muestras de sangre del asesino se habían ingresado en las bases de datos nacionales, pero no hubo coincidencias. El sospechoso era un fantasma para los archivos policiales. Ni siquiera estaba claro el motivo del crimen.

Fueron más de 20 años de misterio, en los cuales el viudo de Sondra murió sin respuestas y las hijas de la pareja acumularon recortes de prensa sobre el caso, sin poder cerrar la herida.

En diciembre pasado, Barket envió sus huellas dactilares para una revisión de antecedentes para una compañía de limpieza. Un mes después, las huellas fueron revisadas en la base de datos y… bingo. Hubo una coincidencia. La policía dijo además que el sujeto encajaba en la descripción de un testigo.

Detectives y agentes de la policía de Florida lo localizaron y comenzaron a seguir sus pasos. La policía obtuvo más tarde su ADN y este martes se acreditó que también se correspondía con el hallado en la escena del crimen. No quedaba ninguna duda de su relación con el crimen.

«Es sorprendente que no haya tenido ningún contacto con la policía. Voló bajo el radar todo este tiempo, y los 26 años previos al crimen», comentó el capitán John Crane-Baker.(Un preso dispara a diestro y siniestro en un hospital después de arrebatarle la pistola a un agente)

Robert Stevens, un detective de la policía de Delray Beach había investigado el caso durante una década antes de retirarse. Fue el elegido para darle la noticia a las hijas de Sondra, y también fue emotivo para él mismo.

«Se sintió muy bien. Hubo algunas lágrimas, algo de alegría, y les dará el cierre a su historia«, comentó.

Por su parte, Sims comentó: «Nos tomó 20 años. Es mucho tiempo reclamando justicia por un ser querido«.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído