Violencia sexual

EEUU: Fue violada y ayuda a capturar a su agresor, pero termina deportada

Los hijos de la víctima son estadounidenses, pero también tuvieron que irse de EEUU

EEUU: Fue violada y ayuda a capturar a su agresor, pero termina deportada
Police ICE

Nancy fue violada, pero fue valiente y denunció a su agresor ante la Policía, ayudó a capturarlo y, a pesar de tener derecho a aplicar por una visa para víctimas, la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) la deportó. (Miles de inmigrantes se creían a salvo, pero ahora ICE los va a capturar porque Trump ha cambiaod de criterio)

Ella pensó que había hecho lo correcto: ayudar a las autoridades de los Estados Unidos a procesar y deportar a un criminal condenado, incluso a declarar ante el tribunal contra su expareja, responsable del asalto. (EEUU: ¿Cómo la ‘ley de los 10 años de inmigración’ puede evitar la deportación?)

Después de lo ocurrido, la mexicana aplicó por la visa U, la cual es especial para extranjeros víctimas de algún delito, pero nunca obtuvo la protección.

ICE en cambio la consideró una amenaza para los Estados Unidos, debido a que había reingresado al país como indocumentada, además de una supuesta acusación en su contra ¡de su propio atacante!, reportó The Nation.

«Después de 18 años de vivir en los Estados Unidos, Nancy, de 39 años, se vio obligada a regresar a México en abril pasado», se narra. Sus hijos, todos estadounidenses tuvieron que irse dos meses después a un país que apenas conocen.

«Han matado el futuro de mis hijos, la vida que tuvieron y los sueños que tuve para ellos», dijo Nancy desde México. «Mis hijos no tienen la culpa de nada de eso».

La visa U fue creada en el año 2000, bajo la Ley de Protección a Víctimas de Tráfico y Violencia, para otorgar un estatus temporal a las inmigrantes víctimas de ciertos delitos, como violencia doméstica, agresión sexual y tráfico de personas, que han sufrido abuso físico o mental y cooperan con la Policía en un caso criminal.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído