Historias insólitas

Estudiantes diseñan una silla de ruedas eléctrica para un niño sin recursos

"Pienso que ganamos aquí mucho más que lo que ganamos en una competencia (de robótica)”, declaró uno de los estudiantes

Estudiantes diseñan una silla de ruedas eléctrica para un niño sin recursos
Cillian Jackson

El pequeño Cillian Jackson nació con una condición genética que le impide moverse como cualquier otro niño. Para trasladarse de un lado a otro, por más corta que sea la distancia, el nene de dos años requiere de ayuda. (Este policía francés rocía con gas pimienta a un activista de los ‘chalecos amarillos’ en silla de ruedas )

Por su condición es necesario el uso de una silla de ruedas especial, sin embargo, debido a su alto costo el seguro médico no alcanzó a cubrir los gastos y sus padres tampoco contaban con el dinero para comprarla. (Militares chavistas impiden que un niño en silla de ruedas acceda a Venezuela)

Fue gracias a un conocido que supieron sobre la iniciativa GoBabyGo, que es un programa impulsado por la Universidad de Delaware que ofrece autos de juguete modificados para niños con movilidad limitada.

El problema fue que la familia tampoco pudo recurrir a esta alternativa porque en Minesota, donde residen, no existe ningún centro de GoBabyGo.

Pero a raíz de esta iniciativa al padre se le ocurrió una idea: ir al departamento de robótica de la Universidad de Farmington y preguntar si ahí podían ayudarle.

«La familia se nos acercó con la idea de modificar una silla de ruedas para su hijo de dos años«, explicó a Univisión Noticias Spencer Elveback, profesor del plantel.

El equipo, conformado por 30 estudiantes y dos profesores expertos en robótica, aceptó ayudar a la familia Jackson, y apenas esta semana le presentaron su nuevo automóvil, diseñado especialmente para él.

«Tuvimos que hacer muchas modificaciones para que se ajustaran a las necesidades únicas de Cillian. Al final, tuvimos que crear nuestra propia modificación de silla y crear una montura de joystick personalizada impresa en 3D para que Cillian pudiera alcanzarla», explicó Elveback.

Para fabricar el vehículo, el equipo estudió los modelos diseñados por GoBabyGo y trabajó en el mecanismo hasta diciembre pasado, cuando finalmente la terminaron.

Los padres de Cillian, Tyler y Krissy Jackson, agradecieron la ayuda de los universitarios y el profesor Elveback dijo que fue un «sentimiento extraordinario poder ayudar a dar una movilidad a un niño de dos años por primera vez, ha cambiado su perspectiva del mundo ahora que puede elegir a dónde ir».

«Pienso que ganamos aquí mucho más que lo que ganamos en una competencia (de robótica)», declaró uno de los estudiantes que participaron en el proyecto.

De acuerdo con el programa GoBabyGo, «la movilidad independiente está vinculada a beneficios cognitivos, sociales, motores, del lenguaje y otros beneficios del desarrollo en los niños pequeños».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído