Corrupción chavista en España

El hijo del ‘enchufe’ de los empresarios chavistas en PDVSA abre un restaurante en Madrid

El hijo del 'enchufe' de los empresarios chavistas en PDVSA abre un restaurante en Madrid
Perro Bar, restaurante chavista

En España se están invirtiendo millones provenientes de la corrupción chavista y desfalco de las instituciones públicas. Los llamados ‘bolichicos‘, empresarios que se enriquecieron a través de acuerdos millonarios con el Gobierno de Venezuela, han sido noticia por emplear sus cuantiosos recursos en empresas o en la adquisición de viviendas de lujo dentro del país europeo. Una fórmula para comenzar una nueva vida de lujos a pesar de que son una de las causas de la gran hambruna y pobreza generada en la población venezolana. ( Alejandro Betancourt (presidente de Hawkers) niega ser empresario chavista e intenta acallar a Periodista Digital)

Muchos de los bolichicos han logrado ganar millones gracias a un ‘nexo’ dentro de la estatal petrolera PDVSA. En concreto, se trata de Javier Alvarado, quien fue viceministro de Desarrollo Eléctrico en la época del fallecido Hugo Chávez y que fue investigado en España por «supuestos sobornos» concedidos por el Grupo Duro Felguera a cambio de contratos(Antonio Ecarri a PD: «Bloquearemos las cuentas de la corrupción chavista en España»)

Aún con invertigaciones que buscan descubrir más contratos ilícitos en su época dentro del régimen chavista, un nuevo escándalo ha caído sobre los hombros de Javier Alvarado. Su hijo, Javier Alvarado Pardi, está detrás de la apertura de un costoso local en el reconocido barrio de Chueca (Madrid), según demuestra el registro mercantil de Madrid. En concreto, se trata de Perro Bar, situado en la calle Pelayo.

El periodista venezolano David Placer asegura que «este restaurante de comida rápida, Perro Bar, es propiedad de Javier Alvarado Pardi, hijo de Javier Alvarado, el hombre que enchufó a los bolichicos en los desfalcos mil millonarios, según ha publicado sobradamente la prensa venezolana. Ni siquiera se tomaron la molestia de usar testaferros como es costumbre entre los corruptos venezolanos que lavan su dinero en España».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído