Narcotráfico

Los narcos mexicanos espían a la policía con cámaras ocultas en las lámparas de alumbrado público

Los narcos mexicanos espían a la policía con cámaras ocultas en las lámparas de alumbrado público
Cámaras ocultas de los narcos mexicanos

Los narcos mexicanos están empleando las nuevas tecnologías y la malicia de los espías para controlar a la sociedad. En Reynosa, Tamaulipas, elementos de la policía estatal desmantelaron al menos 60 cámaras de vigilancia supuestamente utilizadas por criminales para vigilar los movimientos de las fuerzas de seguridad y de la sociedad civil. (La gran guerra de narcos: El día que «El Mencho», «El Viceroy» y «El Z42» se aliaron contra «El Chapo»)

Las cámaras de espionaje simulaban ser alumbrado público y tenían capacidad para transmisión alámbrica e inalámbrica, y el internet lo obtenían a través de Telmex. (Gana un millón de dólares en la lotería y un año después cae en una redada contra narcos)

El gobernador de la entidad, Javier García Cabeza de Vaca, comentó que dicho operativo «es parte del trabajo de inteligencia que tiene la finalidad de poder garantizar la seguridad y generar la confianza del estado».


La red de espionaje fue colocada en puntos estratégicos cerca de los puentes internacionales y en avenidas de mayor tránsito como el libramiento a Monterrey. De esta forma, se percataban de los movimientos del gobierno.

No es la primera vez que detectan este tipo de sistemas, en 2015 el Grupo de Coordinación Tamaulipas dio a conocer que 150 cámaras de video fueron instaladas en avenidas principales por la delincuencia organizada, por lo cual procedieron a su desmantelación.

La ciudad tamaulipeca es controlada por células delictivas pertenecientes al Cártel del Golfo, que desde el 2017 sostienen una lucha territorial por el tráfico de drogas.

Se cree, las cámaras en Reynosa fueron instaladas por el grupo delictivo «Los Metros». Debido a que los aparatos estaban numerados del 711 al 1609, se indaga si existen más cámaras instaladas en la frontera con Estados Unidos. Las videocámaras contienen un codificador de datos, tarjeta de video y cables alimentadores.

El pasado marzo, se dio a conocer que 400 cámaras de vigilancia serían colocadas al sur de Tamaulipas, las cuales permitirían el reconocimiento facial de las personas. Ésto, con el fin de facilitar la ubicación de los delincuentes que cometan algún robo u ocasionen situaciones de riesgo.

Los equipos se instalarían en la frontera entre Tamaulipas y Veracruz, zonas concurridas por los ladrones.

Actualmente en Reynosa están instaladas 540 cámaras de seguridad , de las cuales 30 por ciento están ubicadas en punto ciego porque les obstruyen las visibilidad anuncios espectaculares.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído