Historias insólitas

Empleada caminaba más de 6 millas para ir a trabajar y Walmart le regala un auto

Empleada caminaba más de 6 millas para ir a trabajar y Walmart le regala un auto
Anita Singleton

La vida de Anita Singleton cambió cuando menos se lo esperaba. La mujer de 52 años, que radica en Singleton, Lousiana (EEUU), y quien desde hace más de 10 años trabaja como cajera de un Walmart. (Toman un taxi en el hospital con su recién nacido y lo olvidan al bajar del coche)

Desde hace mucho tiempo, Anita carece de un auto particular con el cual, pueda desplazarse a su lugar de trabajo, por lo que a diario debe caminar más de 6 millas, recorrido que le lleva unas 3 horas, para poder llegar a la tienda Walmart en la que labora. (La Generalitat subvencionará con hasta 6.000 euros la compra de un coche eléctrico )

Un oficial de policía de su localidad llamado Bradley Peck, vio caminando a Singleton por la carretera. El policía la alcanzó y le preguntó si se encontraba bien y se percató que llevaba puesto un chaleco de Walmart, a lo que ella respondió que sí y que se dirigía a su trabajo, por lo que el oficial se ofreció a llevarla en su patrulla.


Al volver a casa, Peck compartió en su página de Facebook la historia de esta mujer, asegurando que le había dado una «gran lección de vida».

El post del policía llegó a manos de Matt Bowers, quien es propietario de una agencia de autos Chevrolet, quien también a través de sus redes sociales, informó que de corazón, le regalaría un auto a Anita.

Amigos y compañeros de trabajo de esta mujer la llevaron, en secreto, a la agencia de autos de Bowers, en la patrulla del oficial Peck, en donde ya la esperaban varios clientes del Walmart, quienes aseguraron es una estupenda persona, con el mejor ánimo.

La mujer se sorprendió al ver a muchos periodistas y cámaras de televisión en el lugar; al bajar de la patrulla, Peck y Bowers le dieron la noticia de que tendría un auto de regalo e incluso, podía elegir entre dos modelos, una Captiva blanco o una Traverse rojo.

Luego de probar ambos vehículos y de hacer unas preguntas al concesionario, se decantó por la Captiva. Bowers le informó que él absorberá los gastos del seguro, de impuestos y del registro del auto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído