Historias insólitas

Viajan a Fiji para unas vacaciones inolvidables: Contraen una rara enfermedad y mueren en días

Los familiares no entienden qué les pudo haber pasado ya que ambos estaban sanos

Viajan a Fiji para unas vacaciones inolvidables: Contraen una rara enfermedad y mueren en días
David y Michelle Paul

David y Michelle Paul, de Fort Worth, Texas (EEUU), habían estado esperando su viaje a Fiji durante varios meses, pero lamentablemente nunca regresaron a casa. (Paga unas lujosas vacaciones en Dominicana y casi pierde la vida: «Pensó que me había matado»)

La pareja, que aparentemente se encontraba en buena condición física, enfermaron después de llegar a la isla tropical en el Pacífico Sur entre el 22 y el 25 de mayo, ese último día debían regresar a casa, pero un día antes murieron. (Las peores vacaciones de su vida: Se golpeó, le amputaron la pierna y el desenlace fue fatal)

«Estaban planeando unas vacaciones increíbles», dijo Tracey Calanog, cuñada de Michelle Paul , y agregó que la joven pareja solía hacer viajes anuales juntos, solo ellos dos. «Siempre quisieron explorar».

David y Michelle eran padres de un hijo en común de dos años, además de la hija de él de otra relación, estarían fuera tan sólo algunos días pero sufrieron una enfermedad desconocida que los llevó al hospital, del cual ya no salieron con vida.

«Sabían que algo estaba sucediendo en su cuerpo y pudieron llegar al hospital», dijo Calanog.

Sin embargo poco se pudo hacer, ya que Michelle y David sucumbieron a la enfermedad que habían contraído en la isla del Pacífico Sur, un virus tan agresivo y mortal que logró debilitar a los dos individuos que se encontraban sanos y en buena forma.

«Físicamente muy bien», recordó Calanog a KVUE sobre Michelle, quien era una ex estudiante atleta, y David, un veterano de la Fuerza Aérea, que debían regresar a casa después de su viaje solo un día después.

Se creía que Michelle había muerto primero. Después de su muerte, el personal del hospital planeaba trasladar a David a un hospital australiano en helicóptero para un tratamiento adicional, pero murió poco antes de que pudieran hacerlo.

El lunes, la policía local confirmó que la pareja había muerto a causa de una enfermedad, aunque el tipo exacto sigue siendo desconocido, y las autoridades ahora están trabajando con el Ministerio de Salud para investigar el asunto y realizar pruebas adicionales en el extranjero, informó Fiji Broadcasting Corporation.

Becca Archer-Knepper, oficial diplomática de la Embajada de los Estados Unidos en Fiji, confirmó la muerte de la parejas y dijo que la embajada estaba ayudando a las autoridades locales.

«Durante más de una semana, la Embajada de los Estados Unidos ha estado trabajando estrechamente con el gobierno, la policía y los funcionarios de salud de Fiji en su investigación sobre las trágicas muertes de dos ciudadanos estadounidenses durante sus vacaciones en Fiji», dijo Archer-Knepper en un comunicado.

«La Embajada ha facilitado el contacto entre los Centros para el Control de Enfermedades de los EEUU y el Ministerio de Salud de Fiji para conocer las causas de la muerte y ayudar en cualquier medida relacionada. Apreciamos los esfuerzos realizados hasta ahora por las autoridades de Fiji y estamos dispuestos a proporcionar más asistencia, si se solicita. En este momento, no tenemos conocimiento de ninguna amenaza específica de salud pública para la comunidad».

A raíz de su muerte, Calanog le dijo a KVUE que los cuerpos de la pareja permanecerán en la isla hasta que se determine que la enfermedad no es contagiosa. Si es así, ella dijo que sus cuerpos tendrían que ser cremados.

Además de dejar atrás a su hijo y a la hija de David, con la pareja también vivía su perro Zooey, que Calanog recientemente encontró después de que había sido dejado bajo los cuidados de una perrera desconocida antes de las vacaciones de la pareja.

En un intento por encontrar a Zooey, Calanog dijo que llamó a numerosas perreras locales y publicó sobre ella en las redes sociales hasta que logró reunirse con el cachorro. «Literalmente, estábamos llamando a todos los lugares con una esperanza y una oración», compartió con KVUE.

Zooey ahora vive en casa con Calanog y su esposo, aseguró que la mascota les sirve como un recordatorio de que Michelle y David siempre estarán con ellos.

«Estamos increíblemente agradecidos por todos los que se unieron y ayudaron a localizar a Zooey», dijo a la agencia. «Sabemos que Michelle y David están con nosotros en Zooey».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído