Un pervertido magnate quería poblar el mundo con su “semilla” y congelar su pene al morir

Un pervertido magnate quería poblar el mundo con su “semilla” y congelar su pene al morir
Jeffrey Epstein PD

El magnate Jeffrey Epstein, acusado de tráfico sexual de menores, tenía planes científicos de gran alcance.

De acuerdo con el New York Times, Epstein tenía contactos con reconocidos hombres de la ciencia con el fin de desarrollar varios proyectos. Uno de ellos era impregnar mujeres con su ADN en Nuevo México.

El reporte revela que el multimillonario era un entusiasta del transhumanismo, un movimiento que tiene el “fin de transformar la condición humana mediante el desarrollo y fabricación de tecnologías ampliamente disponibles, que mejoren las capacidades humanas, tanto a nivel físico como psicológico o intelectual”.

La idea de Epstein era reclutar mujeres jóvenes y “guapas” para inyectarles su “semilla”. Esto indica que era simpatizante de la eugenesia, una filosofía en la que se buscan humanos “más fuertes, sanos e inteligentes”.

De acuerdo con el Times, Epstein también tenía interés en la criónica, una práctica científica que busca la preservación de humanos a bajas temperaturas con el objetivo de tratarlos y reanimarlos en el futuro. Una de las fuentes del Times dijo que Epstein buscaba que congelaran su cabeza y su pene.

Epstein enfrenta la cadena perpetua por sus delitos. El 25 de julio fue hallado semiinconsciente en su celda.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído