Vídeo: Madre escucha en otro bebé latir el corazón de su hijo fallecido

Vídeo: Madre escucha en otro bebé latir el corazón de su hijo fallecido
Brooke Eaton PD

Perder a un hijo es una experiencia devastadora. Aún así, una madre decidió donar los órganos de su pequeño para salvar otras vidas. Es una forma de que la energía de su hijo siga vibrando en el mundo.

Ahora, poco después de la dolorosa pérdida, Brooke Eaton ha tenido la oportunidad de escuchar el latido del corazón de su hijo dando vida a una pequeña, a la que le fue trasplantado.

La emoción fue inevitable cuando al escuchar dentro del cuerpo de Lola Bond, de 16 meses, comprobó que el corazón de su hijo latía de nuevo. “Pude sentir a mi hijo”, dijo Eaton. “Su latido era tan puro”.

Cazmirr “Cash” Landers era un niño extrovertido de 2 años que quería viajar por el mundo en triciclo, contó su madre, según informa CNN. Nunca conoció a un extraño y le gustaba compartir cosas con las personas que lo rodeaban.

Cuando Cash murió ahogado el año pasado, Eaton decidió donar sus órganos con la esperanza de que su legado perdurara. Esa generosa decisión salvó la vida de la pequeña Lola, que con apenas unos meses luchaba por su vida.

La semana pasada, las dos familias se conocieron. Eaton, la madre del niño que falleció, pudo comprobar de primera mano, con sus ojos y con sus oídos, la forma en la que su hijo estaba ayudando a otros a sobrevivir.

El encuentro tuvo lugar en el el Hospital Masónico de Niños de la Universidad de Minnesota en Minneapolis, donde la niña está recibiendo tratamiento. Fue una reunión muy emotiva, donde los sentimientos afloraron y la conexión entre las dos familias fue absoluta.

“Lola parecía tener una conexión instantánea con ella. En el momento en que Brooke la abrazó, Lola se derritió en su pecho”, contó la abuela de Lola, Margaret Bond Vorel.

Lola nació con una condición rara llamada miocardiopatía pediátrica. Cuando tenía 16 días, la familia se enteró de que padecía insuficiencia cardíaca y necesitaba un trasplante que le salvara la vida.

Vorel recuerda cuando le comunicaron que habían encontrado un donante. Realmente no lo creía. Al principio, pensé que estaban bromeando”, recuerda Vorel. Durante toda la cirugía de su pequeña, Vorel admite que pensó en la madre de ese niño fallecido que había donado su corazón. Pensó en el gran dolor que estaría experimentando.

Gracias al corazón de Cash, Lola ahora mejora de forma increíble, según Vorel. Permanecerá tomando medicamentos contra un posible rechazo de su cuerpo al órgano transplantado por el resto de su vida, pero los médicos esperan que se recupere por completo y tenga una infancia normal.

Sin embargo, en el futuro, Lola probablemente necesitará otro trasplante de corazón.

Historias como esta demuestran la importancia de la donación de órganos. Vorel ha documentado todo el proceso médico de Lola en su página de Facebook, Lola’s Rockstars. Quiere que las familias sepan que aunque el proceso de trasplante puede ser aterrador, no están solos.

Las familias donantes y los receptores no siempre se encuentran como ha sucedido en este caso. A Vorel se le proporcionaron pautas para escribir una carta de agradecimiento a Eaton, en la que indicó que le encantaría reunirse algún día con ella.

Esa reunión se ha hecho posible ahora y la han compartido con el mundo para demostrar que del dolor, también nace la esperanza. Desde que se conocieron ambas madres sienten que se conocen de toda la vida. “Debido a su gran decisión, tenemos a Lola”, agradece Vorel

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído