Asesina a su ex dentro de un salón de belleza y se queda abrazando su cuerpo hasta llegar la policía

Asesina a su ex dentro de un salón de belleza y se queda abrazando su cuerpo hasta llegar la policía
Iris Rodríguez PD

Iris Rodríguez cumplía con su jornada laboral en el salón de belleza para el que trabajaba cuando su ex esposo irrumpió en el establecimiento y la asesinó. El crimen se produjo en Tu S’tilo Salon and Spa, un local ubicado en Queens, Nueva York (EEUU). Allí, la víctima ejercía como peluquera y estilista.

Ella y su ex marido, de 39 años, se separaron el pasado enero después de cuatro años de matrimonio, según contó una amiga llamada Rosa al diario local Daily News. «Ella me dijo que él era agresivo, y que estaba un poco asustada, pero nunca tanto como para pensar esto «, explicó Rosa.

«[Iris] me contó que [el agresor] quería que se fuera a vivir con él, pero ella no quería estar con él. No quería que supiera dónde vivía. Así de buena persona era. Una madre realmente buena. Amaba a sus hijos. Habría hecho cualquier cosa por ellos», añadió.

El agresor apuñaló a Iris Rodríguez varias veces en el pecho frente a sus conmocionadas compañeras. Cuando llegaron los agentes tuvieron que forzarlo a separarse del cuerpo de la víctima.

La víctima tenía dos hijos pequeños, uno de ocho años y un bebé, cuya edad no fue revelada. Según Rosa, el agresor vio a Iris hablando con otro hombre, lo que lo llevó a sufrir un ataque de celos y a asesinar brutalmente a su ex mujer en el salón de belleza.
Después de apuñalarla repetidas veces en el pecho frente a sus compañeras, el hombre se acostó sobre el cuerpo de su ex mujer y se aferró a él, sollozando y gritando.

Así permaneció hasta que llegaron los agentes de policía y lo obligaron a levantarse. «Apártense, apártense», gritó uno de los oficiales. «Cualquiera que haya visto algo, que se quede aquí». «¡Dios mío!», chilló otra mujer, cuando los policías forzaron al agresor a separarse de la víctima.

Iris Rodríguez fue trasladada de urgencia al Hospital Elmhurst General, pero la gravedad de las heridas hizo que muriera pocas horas después. El sospechoso, cuya identidad no fue revelada por las autoridades, fue atendido en el centro médico por un corte en el brazo. Según la policía, aún no se han presentado los cargos en su contra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído