Hillsong: Cómo una iglesia evangélica conquistó a 2 millones de fieles con rock e Instagram

Hillsong: Cómo una iglesia evangélica conquistó a 2 millones de fieles con rock e Instagram
Hillsong PD

En momentos en que las iglesias cristianas en Estados Unidos están en decadencia, hay una que está yendo en contra de la corriente: Hillsong ha incrementado el número de sus seguidores en ese país y su influencia ya está empezando a sentirse en América Latina.

Si alguien hiciera una coreografía para representar al público ideal de un concierto, se vería un poco como esto. Aquí todos tienen las manos en alto y se mueven rítmicamente. Los primeros acordes de cada canción son recibidos con un rugido frenético de reconocimiento. Los pocos que no conocen las canciones de memoria pueden seguir sus letras desde unas pantallas gigantes que flanquean el escenario.

Las canciones están perfectamente diseñadas para generar una respuesta emocional. Las melodías suben, bajan y vuelven a subir como una versión más dramática de Mumford and Sons (el grupo británico de folk rock).

Las entradas para verlos en The Anthem, en Washington, se agotaron. El estilo de sus 10 integrantes sobre el escenario se ve reflejado en la audiencia: jeans ajustados, camisetas grandes y tatuajes. Esta uniformidad hace que los fans se vean menos como una multitud y más como una congregación.

Hay algunos indicios de que los miembros de Hillsong no son las típicas estrellas de rock. Primero, no se vende alcohol en ninguna parte del recinto. Segundo, hay voluntarios vestidos con camiseta azul que caminan lentamente por la sala en busca de donaciones para un grupo cristiano. Y, tercero, hay una gigantesca imagen de Jesucristo en la cruz proyectada arriba del escenario.

Esto no es simplemente un concierto. Es una iglesia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído