Bombero acude a una falsa alarma y sus hijos mueren en un incendio real

Bombero acude a una falsa alarma y sus hijos mueren en un incendio real
Bombero PD

Un bombero voluntario perdió a sus hijos durante un incendio en la guardería. Mientras el padre atendía otra emergencia que fue falsa alarma. El incidente ocurrió en Erin, Pensilvania, Estados Unidos. En las primeras horas de la noche del domingo, se incendió una guardería nocturna. Cinco niños, entre ocho meses y siete años, murieron. Tres de los pequeños, eran hijos del bombero Jones. El hombre había acudido a cubrir otra emergencia indicada por una alarma de incendio en mal funcionamiento.

Tras el inicio del incendio, dos adolescentes lograr escapar por el techo de la vivienda. Elaine Harris, responsable de la guardería, sufrió quemaduras por inhalación de humo y fue trasladada en helicóptero hasta una unidad de quemados en Pittsburgh.

De acuerdo a investigaciones preliminares, el incendio habría iniciado por una sobre carga eléctrica. Inspectores de bomberos del departamento y detectives de la policía, continúan investigando la causa. Según las primeras investigaciones, las autoridades sospechan que la causa del fuego fue una sobrecarga eléctrica. Al respecto, el jefe de bomberos de la localidad, Guy Santone, informó que la casa tenía un solo detector de humo y este se encontraba en el altillo. “Podrían haber evitado una tragedia si hubiesen tenido más detectores en el lugar“, lamentó.

Valerie Lockett-Slupski, la abuela de los niños, contó al periódico local que se estaban quedando en la guardería porque sus padres trabajaban durante la noche. La Asociación Regional de Cámara y Crecimiento de Erie enumera a Harris Family Daycare como “un servicio de cuidado de niños las 24 horas, los 7 días de la semana, incluidos los feriados”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído