LA VIOLENCIA COMO PARTE DE LAS PROTESTAS EN CHILE

Destrozos, vandalismo y saqueo en Santiago de Chile terminan en estado de excepción decretado por el presidente Piñera

Destrozos, vandalismo y saqueo en Santiago de Chile terminan en estado de excepción decretado por el presidente Piñera
Un autobus es incendiado durante las protestas en Santiago de Chile.

La capital de Chile sucumbió ante los terribles actos de violencia llevados a cabo por manifestantes que se pronunciaron en las calles en contra del alza de las tarifas del metro.

Ante esta situación el presidente, Sebastián Piñera, declaró el estado de excepción en Santiago de Chile, «He decretado estado de emergencia», dijo en rueda de prensa y ademá designó al general Javier Iturriaga del Campo como «jefe de la seguridad nacional» en el área. La medida, que se extiende por 15 días, implica restringir la libertad de locomoción y de reunión.

El presidente Piñera calificó de delincuentes a los manifestantes, «Este afán de destruirlo todo, no es protesta, es delincuencia», afirmó.

«El objetivo es muy simple, pero muy profundo: asegurar el orden público, asegurar la tranquilidad de los habitantes de Santiago, garantizar los derechos de todos y cada uno de nuestros compatriotas que se han visto conculcados por verdaderos delincuentes», añadió el jefe del Estado

Llamas en el edificio de la empresa eléctrica de la ciudad.

Las protestas se salieron de control y los lamentables hechos de violencia dejaron destrozos en distintas estaciones del metro de la capital, el servicio quedó interrumpido generando caos y dificultando el acceso al sistema de transporte.

El detonante de las protestas ha sido el alza de 30 pesos en el precio de los billetes del metro decretado hace dos semanas, hasta los 830 pesos actuales en horas punta.

Los principales manifestantes fueron los estudiantes que se manifestaron durante la semana tras conocerse el aumento de las tarifas, sin embargo, este viernes una escalada de tensión en Santiago que derivó en que las protestas se volvieran más violentas, ya no con cacerolas sino quemando y dañando las instalaciones del sistema de transporte.

Debido a la alarmante situación debieron intervenir los carabineros (policía militarizada), los saqueos se multiplicaron en diversos barrios de la ciudad, donde se observaron fuertes enfrentamientos entre manifestantes, por lo cual finalmente Sebastián Piñera, presidente chileno, anunció al filo de la medianoche su decisión de militarizar la ciudad.

El servicio del metro no se prestará durante el fin de semana, «Realizaremos los trabajos necesarios y evaluaremos las condiciones en que se retomaría el servicio el lunes 21», confirmó en un tuit el ‘Metro de Santiago’.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído