Un error policial deja en libertad a un peligroso violador en EEUU

Un error policial deja en libertad a un peligroso violador en EEUU
Tony Maycon Muñoz Méndez PD

Máxima tensión en la sociedad norteamericana por la salida de un peligroso delincuente. Las autoridades están en la búsqueda de un hispano que cumplía una condena de cadena perpetua por violación y abuso agravado de menores y al que liberaron por “error”, según se informó.

Tony Maycon Muñoz Méndez, de 31 años, salió el viernes pasado de la Prisión Estatal de Rogers, en Reidsville, en el centro del estado, de acuerdo con un comunicado del Departamento de Correccionales de Georgia que no ofreció mayores detalles sobre cómo el reo logró su liberación.

“Todos los recursos están siendo utilizados para asegurar la pronta captura de Muñoz Méndez”, señalaron las autoridades y agregaron que ello incluye la cooperación de los Alguaciles Federales y la Unidad de Fugitivos del Departamento de Correccionales de Georgia.

El hispano estaba preso desde abril de 2015 y cumplía una condena de cadena perpetua por violación y abuso agravado de menores, delitos que cometió en 2010 y 2012 en el condado de Gwinnett, en el área metropolitana de Atlanta, según su expediente judicial.

Anteriormente, en 2008 y 2001, había sido acusado de manejar bajo la influencia del alcohol o drogas, un delito conocido como “DUI”. Muñoz Méndez mide cinco pies con nueve pulgadas, pesa alrededor de 186 libras y tiene ojos y cabello castaño, según la información que proporcionó  el Departamento de Correccionales de Georgia.

Las autoridades estatales instaron a la comunidad a “no acercarse” al fugitivo y a llamar de manera inmediata al teléfono de emergencias 911. El Departamento de Correccionales de Georgia es uno de los mayores sistemas penales en Estados Unidos y alberga a alrededor de 52.000 presos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído