Una ruptura de película: Le dicen que su novio murió, pero dos años después lo encuentra en un restaurante

Una ruptura de película: Le dicen que su novio murió, pero dos años después lo encuentra en un restaurante
Ruptura amorosa PD

No todas las rupturas son fáciles de superar, pero aún menos cuando la pareja regresa del inframundo. A la protagonista de esta historia le dijeron que su novio había muerto. Cuál fue su sorpresa cuando se encontró con él años más tarde, trabajando en un restaurante local.

Rachel, la afectada, decidió compartir sus sentimientos al respecto de lo sucedido con ABC.net.au y hablar sobre la extraña historia de su novio, o su ex. Ese hombre que fingió su propia muerte. Rachel tenía solo 18 años cuando comenzó a salir con el hombre, que no revela su identidad. Él era camarero de un pub local al que la joven solía acudir. La relación era normal, como cualquier romance juvenil.

Sin embargo, las cosas cambiaron un poco cuando el chico perdió su empleo y le pidió que le prestara dinero para poder sobrevivir. Ella lo hizo sin dudar y con el tiempo él le devolvió parte del dinero. No sabe si fueron los problemas económicos o qué sucedió, pero las cosas iban a peor y decidieron separarse. Entonces él se negó a pagarle el resto de lo que le debía y dejó de responder a sus mensajes.

La situación se volvió más extraña todavía cuando sus amigos le informaron de que los muebles de la casa que habían compartido habían comenzado a desaparecer. Cuando ella intentó averiguar qué pasaba y pidió una explicación a otros amigos y familia, le dijeron que estaba en un centro de rehabilitación.

Rachel no quedó completamente convencida, pero antes de que pudiera indagar más la madre del chico le envió un mensaje para decirle que su hijo había muerto. “Suena estúpido en retrospectiva, pero no tenía ninguna razón para cuestionarlo. Si te llaman y te dicen que mi madre ha muerto, no dirías ‘dame un certificado de defunción’”, declara la joven al medio mencionado.

Aunque ya no estaban juntos y las cosas no habían acabado bien, Rachel lamentó la pérdida, pero finalmente siguió adelante. Luego, dos años después, la historia tomó un giro inesperado. Mientras estaba en un viaje de regreso a su ciudad natal, en Queensland, fue a un restaurante con un amigo donde se sorprendió al descubrir que su ex novio trabajaba ahí.

La chica entró en shock y no podía creer lo que veía. ¡No estaba muerto! Se armó de valor y quiso confrontarlo para que le diera una explicación. Además, llamó a la policía. Las autoridades, sin embargo, le informaron de que ante una situación así, no había pruebas de que le hubieran dicho que él había muerto, así que era “su palabra contra la de él”.

Más tarde esa misma noche, la madre de su ex se puso en contacto con ella una vez más. En esta ocasión le recriminó haber causado una escena en el restaurante, motivo por el que habían despedido a su hijo. La chica no podía creer el mensaje de esa madre que apoyaba toda la actuación de un hombre que no supo hacer frente a la situación y prefirió fingir su propia muerte antes que dar la cara.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído