SALUD

«Te lo terminas tragando»: Científicos advierten la peligrosa (y asquerosa) razón por la cual no hay que dar la mano

Expertos de la Universidad de East Anglia en Norwich, Inglaterra, recomendaron lavarse bien las manos para evitar la transmisión de infecciones intestinales

"Te lo terminas tragando": Científicos advierten la peligrosa (y asquerosa) razón por la cual no hay que dar la mano

Una infección intestinal puede parecer una padecimiento común y de poco cuidado, pero en realidad puede complicarse de maneras insospechadas al generar infecciones del torrente sanguíneo que son resistentes a los antibióticos; y es una cepa de E. coli, llamada de “espectro extendido”,  la que puede convertirse en un grave problema de salud.

Pero ¿cómo se transmite esa cepa a las personas? Pues se transmite a través de partículas fecales de una persona que llegan a la boca de otra.

Y ésta es la asquerosa razón por la que siempre hay que lavarse las manos después de ir al baño: cuando una persona no se lava las manos después de defecar y saluda de mano a otra persona, o toca alimentos y superficies de uso común, basta que esa segunda persona se lleve sus propias manos o los alimentos contaminados a la boca para contagiarse de E. coli.

Expertos de la Universidad de East Anglia en Norwich, Inglaterra, encontraron que las infecciones por E. coli se transmiten más a menudo porque las personas no se lavan las manos después de ir al baño, aunado a la ingesta de alimentos mal lavados o contaminados con esta bacteria.

La investigación, publicada en The Lancet, encontró esta peligrosa cepa de E. coli en las heces humanas y en las alcantarillas, mientras se presentaron de manera escasa en la carne cruda y fueron inexistentes en 400 frutas y verduras analizadas.

“La gran mayoría de las cepas de E. coli que causan infecciones humanas no provienen del consumo de pollo o de cualquier otra cosa en la cadena alimentaria. Más bien, y desagradablemente, la ruta de transmisión más probable es directamente de humano a humano, cuando las partículas fecales de una persona llegan a la boca de otra“, explicó el profesor David Livermore, el investigador principal, a The Guardian.

Y si bien los investigadores señalan que es muy importante cocinar bien la carne antes de consumirla y tomar fuertes medidas de higiene al manipularla en estado crudo en la cocina, lavarse las manos después de ir al baño es mucho más importante.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído