VENEZUELA

Dictadura criminal: El testimonio de un niño que fue electrocutado, golpeado y sumergido en agua por la Guardia Nacional de Maduro

Tras el robo de dos ovejas de un pesebre navideño, militares chavistas torturaron a un menor

Dictadura criminal: El testimonio de un niño que fue electrocutado, golpeado y sumergido en agua por la Guardia Nacional de Maduro
Niño víctima de la tortura por parte un miembro de la Fuerzas Armadas chavistas.

Para nadie es un secreto el terror que siembran los cuerpos de seguridad de la dictadura chavista en Venezuela, y este fin de semana han dado una muestra más, en esta oportunidad contra un niño y presuntamente por el robo de dos ovejas de un belén o pesebre navideño.

Así fue denunciado en las redes sociales, con el testimonio de un niño que fue víctima, presuntamente, «del teniente Arellano», en la localidad de San Tomé, área petrolera residencial de PDVSA, ubicada en el estado Anzoategui, al oriente de Venezuela.

«El teniente Arellano me metió la cabeza en un tubo de agua con las manos en la espalda, me electrocutó, me agarró por la cabeza y me metió una cachetada durísimo que me caí al piso y me agarraron por las orejas, me empezaron a pegar la cabeza contra la pared y me amenazaron que si le decía a mi papá que iban a ser el muñeco de mis pesadillas».

El hilo de Twitter destaca cómo ocurrió la situación:

«Era pasada las 3pm cuando el teniente Arellano, director de la escuela de cadetes de la guardia nacional bolivariana, que hace vida en la comunidad de campo sur en La localidad de San Tomé, área petrolera residencial de PDVSA, recibió la orden del general de brigada Marco Tulio Álvarez, jefe de seguridad de la faja petrolifera del Orinoco, quien en reunión conjunta con el director ejecutivo de producción de la faja ING Evenin Boscan evaluaron las consecuencias operacionales, del robo de 2 ovejas del pesebre existente en la entrada de la escuela de guardias nacionales antes mencionada. La orden fue clara y especifica «dar con los delincuentes que habían sustraído» tan apreciados animalitos.

En ese momento se activo una comisión conjunta que dio con el paradero de dos niños de 11 años quienes fueron inmediatamente aprehendidos en las inmediaciones de la escuela, para proceder a ser torturados con corriente, cachetadas,maltratos verbales, físicos, ahogados y asfixiados, en la sede de la escuela de guardias, cual delincuentes de extrema peligrosidad».

Aunque las leyes venezolanas no contemplan la imposición de tales castigos, ni siquiera a adultos, y está prohibida la tortura en la propia Constitución del país, la dictadura criminal de Nicolás Maduro hace muchos años que ejerce el terror como fórmula para controlar a la sociedad y mantener el poder.

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

Artículo 46. Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral, en consecuencia:

1. Ninguna persona puede ser sometida a penas, torturas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Sembrar el terror

El régimen de Nicolás Maduro no escatima esfuerzos ni recursos para sembrar el terror y generar miedo en la población venezolana, algo que se puede decir que es una práctica generalizada y sistemática, ya sea cuerpos militares o policiales quienes ejecuten la labor de torturar.

El pasado viernes 14 de noviembre las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional de Venezuela (FAES) ingresaron a la sede del partido opositor Voluntad Popular en Caracas, retuvieron a los trabajadores, los golpearon, y les sacaron los celulares y computadoras. También denunciaron el robo de dinero y la destrucción de cámaras de seguridad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído