El PRD critica sin piedad la gestión del presidente Enrique Peña Nieto

Toda la izquierda mexicana quiere llevar a referéndum la ley energética

El 49% de los mexicanos está a favor de la inversión privada en el petróleo, mientras que el 42% está en contra, y 9% de ellos no contesta

Toda la izquierda mexicana quiere llevar a referéndum la ley energética
Peña Nieto, presidente de México. PN

El presidente Enrique Peña Nieto afirmó boyante, al promulgar la nueva ley energética y abrir el crudo al capital privado, que México deja atrás 75 años de nacionalismo sobre la industria del gas y petróleo, pero las críticas de la oposición persisten y la resistencia se encona.

La izquierda mexicana mantiene su amenaza sobre el gobierno de organizar el primer referéndum en la historia del país precisamente para deshacer esa legislación que ya fue aprobada en el Congreso y promulgada por el mandatario.

Mientras los defensores de esta iniciativa sostienen que atraerá una gran cantidad de inversores y que revertirá la caída de la producción petrolera mexicana, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) promete llevar a consultar popular la ley para 2015, año en el que habrá elecciones legislativas en México, según informa The Wall Street Journal.

Por esto último, el partido opositor sabe que esa jugada puede definir su futuro; ya sea positiva o negativamente.

En 2012 se dio luz verdad a la posibilidad de presentar referéndums a los partidos a través de un cambio en la Constitución. Sin embargo, éstos sólo pueden llevarse a cabo bajo ciertas condiciones, y con la aprobación de la Suprema Corte de Justicia.

Pero no será una tarea sencilla para la oposición mexicana. Expertos y analistas en la materia explican que el tribunal podría vetar una consulta popular, dado que la ley estipula que no puede haber referéndums sobre temas que afecten la economía de un país.

«Habría sido un suicidio político apoyar una reforma constitucional en el tema energético», reconoció en una entrevista Jesús Zambrano, presidente del PRD.

«Mejor que digan la opinocracia y los inversionistas internacionales que fuimos una izquierda que no tuvo capacidad de negociación a que la mayoría de los mexicanos nos vea como traidores por no defender el petróleo y nuestra soberanía».

El prestigioso sociólogo mexicano, Roger Bartra, remarcó también que llevar este tema a una consulta popular perjudicaría principalmente a la oposición.

«Creo que el referéndum es más peligroso para el PRD que para el gobierno. A los mexicanos no les importa la reforma energética, y el referéndum podría acabar siendo un desastre que deje al PRD completamente aislado».

Una encuesta realizada por Demotecnia, señala que los mexicanos están ampliamente divididos en su consideración sobre la ley energética. El 49% está a favor de la inversión privada, mientras que el 42% está en contra, y 9% de ellos no saben.

De todas formas, para llegar a un eventual referéndum todavía resta un año y medio por delate, tiempo en el que el presidente Peña Nieto deberá comenzar a mostrar los primeros síntomas de recuperación, porque una falta de resultados podría jugarle una mala pasada.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído