El Instituto Coordenadas analizó el escenario económico del país latinoamericano

La «incertidumbre» por la violencia comunista en Chile genera «desconfianza» en la inversión extranjera

La "incertidumbre" por la violencia comunista en Chile genera "desconfianza" en la inversión extranjera
Manifestaciones en Chile PD

Los desequilibrios y las violentas protestas comunistas de Chile ponen en riesgo su estabilidad económica y la actual «incertidumbre» genera «desconfianza» en la inversión extranjera en el país andino, que podría enfrentarse a una pérdida de competitividad dentro de los mercados internacionales, según un estudio del Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada.

El análisis, presentado en Madrid por el vicepresidente y director general de Instituto Coordenadas, Valeriano Gómez, su vicepresidente ejecutivo, Jesús Sánchez-Lambás, y el director de Análisis, Carlos Díaz-Güell, detalla la evolución económica y social chilena en las últimas décadas y cómo el país «corre peligro de ceder a las presiones sociales», lo que desembocaría en una «pérdida de competitividad».

Sánchez-Lambás ha recordado que Chile sigue siendo uno de los países «más fuertes y solventes» de Latinoamérica, pese a su excesiva dependencia de las materias primas, y ha añadido que «desde el mes de octubre, la violencia en la calle ha puesto en jaque al Gobierno chileno», descontento social que «parece expandirse» por varios países, como Bolivia, Colombia o también Hong Kong, que han sido escenario de protestas antigubernamentales.

En su análisis, el vicepresidente ejecutivo ha expuesto que «pequeños grupos radicales» sobrepasan las «legítimas demandas» de los manifestantes y acaban «obligando a los «gobiernos a sucumbir a sus presiones» que, en el caso de Chile, puede acarrear terribles consecuencias a nivel social y macroeconómico.

«Cediendo a las tendencias populistas y adoptando medidas impropias de las economías sociales de mercado, Chile perderá la inversión extranjera que tanto ha ayudado a crear empleo, a desarrollar las infraestructuras, a mejorar la calidad de los servicios y, en definitiva, a reducir las desigualdades sociales», ha subrayado.

Las reformas necesarias

Sánchez-Lambás considera que el país debe poner en marcha reformas que ayuden a seguir fomentando la creación de negocios y la inversión extranjera. «No puede ceder a la violencia callejera, debe seguir siendo líder en la región», manifiesta. A su juicio, Chile es un «referente» dentro del liberalismo económico, con un modelo cimentado sobre una «macroeconomía fuerte y estable», que le ha permitido reducir progresivamente desigualdades sociales, por lo que el país debe, según sus palabras, seguir apostando por unas políticas económicas potentes que estimulen la inversión y el desarrollo empresarial.

De acuerdo al análisis de Instituto Coordenadas Chile necesita que se simplifiquen los mecanismos de control y la «excesiva burocratización». El país debe apostar por la diversificación industrial, intentar dejar atrás la dependencia del cobre, y tratar de abrirse a otros sectores que permitan crear empleo de calidad con un capital humano especializado, apuntan.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído