Al menos 500 menores fueron víctimas del peruano Arturo Dodero Tello

La Policía atrapa al mayor depredador sexual de habla hispana

El facineroso actuaba en España, Argentina, Chile, Perú y Ucrania

La Policía atrapa al mayor depredador sexual de habla hispana
Arturo Dodero Tello. EFE

Es un facineroso de cuidado. Tiene nacionalidad peruana, 29 años y está acusado de haber amenazado a través de Internet a medio millar de niños en América Latina y en Europa para obtener de ellos fotos y vídeos pornográficos fue detenido ayer en Lima gracias a la colaboración de la Policía Nacional de Perú (PNP) y de la Policía Nacional de España.

Arturo Dodero Tello, conocido con el alias de «Maxi», está acusado de haber contactado con sus víctimas en Argentina, Chile, España, Perú y Ucrania.

«Se ha puesto tras las rejas al mayor depravado de habla hispana, que ha venido cometiendo este tipo de delitos en agravio de indefensos menores», se felicitó el general César Cortijo, jefe de la Dirección de Investigación Criminal de la policía peruana.

«Por lo menos 500 menores de edad han sido víctimas de ese sujeto».

El detenido «utilizaba Internet y una dirección de correo en Argentina para hacerse pasar por un menor y entablar amistad con sus víctimas, niños, niñas y adolescentes», ha indicado Cortijo.

Obligados a practicar zoofilia

Tras ganarse su confianza, «los orientaba a dejarse tomar fotos y grabar videos en prendas íntimas, para después chantajearlos y obligarlos a tomarse fotos o filmarse desnudos o practicando execrables actos de zoofilia», ha explicado el jefe policial peruano.

Su captura se produjo en una vivienda del sector este de Lima donde los agentes peruanos y españoles encontraron un disco duro externo con cientos de archivos pornográficos en fotos y vídeos que Dodero Tello intentó ocultar en un orificio detrás de la cama de una de las habitaciones.

Dodero formaría parte de una organización criminal internacional de pedófilos y pederastas por lo que era buscado por las autoridades policiales de diversos países, según indicó Cortijo a la prensa.

Según el coronel Víctor Hugo Meza, jefe de la División de Alta tecnología de la policía peruana, el arrestado también era buscado en España ya que entre las víctimas había muchos menores españoles.

Dodero Tello estaba relacionado con otro pedófilo peruano, Raul Vega Terrones, preso en Trujillo y apodado «Justin Bieber», según la policía.

El jefe de la policía indicó que los investigadores tratan actualmente de determinar si Dodero Tello se contentaba con tomar las fotos y los vídeos de los niños, o si también les obligaba a tener relaciones sexuales con él. Se enfrenta a una condena de hasta 15 años de cárcel por pornografía infantil, pero la pena podría ser mayor si abusó de los niños.

Una laboriosa investigación

La Policía peruana contó «con la participación decisiva y el apoyo tecnológico de la Policía española», que siguió las actividades del pederasta durante más de un año y medio, según los responsables peruanos.

La Policía española envió, además, a dos agentes a Lima, entre ellos al subinspector José María Martins, quien destacó ayer el hecho de que se haya realizado «un operativo conjunto» entre los dos países.

«Ha sido una investigación muy laboriosa, debido a las implicaciones de los hechos investigados, la implicación de las dos policías ha sido decisiva», señaló en la rueda de prensa.

Martins dijo que «han sido muchos meses de investigación y lo más importante es que se ha retirado de la circulación al mayor depredador sexual conocido en el ámbito de habla hispana».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído