"Hay una clara percepción de que se trató de un aparato colocado en el equipaje o en algún otro lugar"

La CIA sospecha que el EI puso una bomba a bordo del avión ruso

Inglaterra cancela todos los vuelos a la zona donde fue derribada la nave de MetroJet

La CIA sospecha que el EI puso una bomba a bordo del avión ruso
Parte del fuselaje del avión ruso PD

Una fuente de inteligencia de Estados Unidos sugiere que el accidente del vuelo MetroJet 9268 fue probablemente causada por una bomba en el avión que habría sido plantada por ISIS o por una filial del grupo terrorista.

Según un funcionario estadounidense familiarizado con el asunto, aún no hay una versión oficial pero «hay una sensación de que definitivamente se trataba de un artefacto explosivo colocado en el equipaje o en algún lugar en el avión».

Misma sospecha tiene el gobierno británico, que anunció la suspensión de los vuelos hacia la localidad turística egipcia de Sharm el Sheij.

De allí partió el avión ruso que estalló sobre el Sinaí egipcio con 224 personas a bordo.

«El avión pudo haber sido derribado por un artefacto explosivo», dijo un portavoz del gobierno del primer ministro conservador David Cameron, antes de anunciar la decisión de «aplazar los vuelos que tenían que venir esta noche de Sharm el Sheij».

«Mientras la investigación esté abierta, no podemos decir categóricamente por qué se estrelló el avión ruso», explicó el vocero. En El Cairo, los investigadores esperan que el examen de las cajas negras de la aeronave, un Airbus A-321-200, puedan elucidar las causas de la catástrofe, cuyas hipótesis son de un posible atentado o un fallo técnico.

El ISIS, por su parte, reafirmó este miércoles que había causado la caída del avión comercial en el desierto egipcio el pasado sábado.

«No tenemos ninguna obligación de explicar cómo se estrelló», afirmó un miembro del ISIS que no se identificó en un mensaje de audio publicado en la cuenta Twitter habitual de la organización. El brazo egipcio del grupo terrorista, Provincia del Sinaí, había anunciado el sábado en la misma red social que «había derribado» -sin precisar cómo- el aparato de la compañía chárter rusa Metrojet.

Las autoridades egipcias y rusas esperan que el mencionado análisis en curso de las dos cajas negras del avión, una que conserva los sonidos y las conversaciones y la otra con los parámetros del vuelo, permita resolver el enigma de la catástrofe.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído