ADEL KERMICHE, DE 19 AÑOS, INTENTÓ UNIRSE AL ISIS EN SIRIA

Uno de los asesinos del sacerdote estaba en libertad vigilada con una pulsera electrónica

"Se grabaron en vídeo. Hicieron una especie de sermón en torno al altar en árabe. Fue horroroso"

Uno de los asesinos del sacerdote estaba en libertad vigilada con una pulsera electrónica
Adel Kermiche PD

Uno de los dos asesinos del sacerdote Jacques Hamel, de 86 años, -degollado este martes 26 de junio de 2016 en una iglesia de la localidad de Saint-Étienne-du-Rouvray, en el noreste de Francia-, ha resultado ser un viejo conocido de la Policía gala. (Hermana Danielle: «Se grabaron en vídeo. Hicieron una especie de sermón en torno al altar en árabe. Fue horroroso»).

Se trata de Adel Kermiche, tenía 19 años y fue detenido en marzo de 2015 en Turquía. Fue extraditado a Francia, donde permaneció encarcelado durante 10 meses, antes de conseguir la prisión domiciliaria. Trataba de entrar en Siria para unirse a su admirado Estado Islámico. ([VÍDEO SIN CENSURA) Así decapitaron al primer sacerdote católico en el nombre de Alá).

El fiscal general François Molins, ha informado que cuenta con varias detenciones y que estaba en libertad vigilada y con una pulsera electrónica. El segundo sospechoso sigue sin estar identificado por las fuerzas de seguridad galas.

Los hombres forzaron al desventurado sacerdote a arrodillarse, y cuando este intentó defenderse «allí comenzó el drama», relató una monja testigo de la tragedia que logró huir.

«Se grabaron en vídeo. Hicieron una especie de sermón en torno al altar en árabe. Fue horroroso»,

dijo la tal Danielle, quien agregó que ella consiguió huir en el momento en que los hombres atacaron al sacerdote, tras lo cual pudo dar la alerta a una persona que circulaba en coche.

El terrorista que falleció abatido por la policía, al igual que el otro terrorista, había sido encarcelado en prisión preventiva en 2015. Sin embargo, en marzo de este año, el día 22, quedó libre por orden del Juez, contra el criterio de la Fiscalía, a la espera de juicio por «asociación de malhechores en relación con una empresa terrorista» y era controlado desde entonces por el brazalete electrónico, con el que fue encontrado su cuerpo sin vida.

Además, no podía abandonar el departamento de Seine-Maritime, tenía que presentarse una vez por semana a la policía y tuvo que justificar una actividad profesional. Igualmente tuvo que entregar su pasaporte y su documento de identidad a las autoridades.

Uno de los familiares de Kermiche ha relatado a la prensa francesa que éste había dicho hace ya dos meses que iba a atacar iglesias: «Su propósito, y así lo había anunciado, era atacar y asaltas iglesias católicas, había dicho». Las autoridades judiciales francesas aseguran igualmente que los atacantes entraron en la iglesia al grito de «Alá es grande», «Allahu Akbar» en árabe.

Su madre, cuando fue detenido hace más de un año hablaba de «rápida radicalización» y cómo había pasado de ser un chico «feliz, alegre y jovial» al que «le gustaba salir con sus amigas a escuchar música» a mostrarse como «hechizado, ensimismado, como si estuviera en una secta». Según su progenitora el detonante para su radicalización fue el ataque a la revista ‘Charlie Hebdo’ en enero del 2015.

Detenido un menor

Según informaron los diarios Le Monde y Le Figaro, la policía ha capturado a un hombre que estaría relacionado con Adel Kermiche. Se trata de un menor de edad, de 16 años según las autoridades francesas.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído