LAS AGRESIONES SE CONTAGIAN A FRANCIA: OLA DE FEROCES ATAQUES Y PROTESTAS

El piadoso musulmán turco considera una afrenta a Alá que la chica lleva short y le revienta la cara en el autobús

En Toulon, varios jóvenes llamaron "putas" a unas mujeres por el mismo motivo y terminaron hiriendo gravemente a sus maridos

La agresión que nos ocupa, vídeo que abre estas líneas y que ha sido grabado en Estambul según da cuenta ahora ‘Express‘, (a la joven de 23 años un tal Abdullah Cakiroglu le da una patada en la cara en un autobús público por llevar shorts), es solo un significativo ‘detalle’ que inquieta estos días a Francia sobremanera, y eso a pesar de que las autoridades quieren cubrir el hecho con un velo de silencio…  y a sus autores de paso.

Y es que cada vez más mujeres son atacadas por pasear enseñando las piernas, esto es, vistiendo pantalones cortos o minifaldas. Se las insulta, humilla, golpea, o las escupen a la cara. (Los refugiados musulmanes con los que Podemos quiere ‘repoblar’ España… ¡se van de vacaciones a sus países!).

Mientras se manifiestan las mujeres por las calles francesas para protestar por tamaño despropósito, y en las redes sociales se hace lo propio con la etiqueta #TousEnShort, para los partidos de derecha.

El Frente Nacional, por ejemplo, lo dice sin pelos en la lengua: «la ley sharia ya se instaló en el país». ([VÍDEO] ¡Taharrush! El sucio juego sexual de los musulmanes salidos que amenaza a toda Europa).

En los últimos días, dos muchachas que vestían shorts fueron insultadas cuando paseaban en un barrio de Toulon. Según confirmó el fiscal Bernard Marchal, un grupo de 10 muchachos las acosaron, llamándolas «putas» por su forma de vestir. Los esposos de las víctimas se enfrentaron a los agresores, y terminaron fatal: uno de ellos sufrió múltiples facturas faciales, mientras que el otro acabó con la nariz rota, según informa ‘Le Figaro‘.

Los incidentes se remontan al inicio de la temporada. En junio, una joven de 18 años denunció que fue insultada por mostrar las piernas. Además, resaltó que los hombres sí podían pasear sin camiseta y no recibían ningún comentario.

«Estamos en 2016 y un grupo de cinco chicos me insultó, me amenazó, me escupió en un bus sin que nadie interviese», escribió Maude Vallet, de 18 años, en un post de Facebook que fue compartido más de 50 mil veces.

A partir del hecho, se realizaron varias manifestaciones en apoyo a las mujeres.

«La cuestión del burkini, la proliferación de velos enteros, agresiones a mujeres en shorts y los golpes a sus acompañantes tienen la misma lógica: es hacer del cuerpo de la mujer un problema político y social»,

escribió en el periódico Le Figaro Céline Pina, ex concejal de París y autora de un libro sobre extremismo islámico.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído