Es la capital del Estado Islámico desde que los yihadistas la tomaran en junio de 2014

Comienza la gran batalla para echar a patadas a los decapitadores del ISIS de la ciudad de Mosul

Kurdos Peshmerga, el gobierno iraquí y fuerzas aliadas cuentan con el respaldo de la coalición liderada por EEUU

Comienza la gran batalla para echar a patadas a los decapitadores del ISIS de la ciudad de Mosul
Las fuerzas iraquíes han estado preparando la ofensiva en una base a 60 kilómetros de Mosul BBC

Los rebeldes sirios recuperan Dabiq, símbolo de la expansión del Estado Islámico

La gran ofensiva pare recuperar Mosul, la capital del Estado Islámico en Irak desde que los yihadistas la tomaran en junio de 2014, ha comenzado.

Fuerzas kurdas iniciaron este lunes 17 de octubre de 2016 el avance por el este para arrebatar al ISIS el control de la segunda ciudad de Irak, la que eligió el líder del grupo yihadista, Abu Bakr al-Baghdadi, para declarar el califato

El esperado ataque de fuerzas combinadas de combatientes kurdos Peshmerga, el gobierno iraquí y fuerzas aliadas cuenta con el respaldo de la coalición liderada por Estados Unidos que combate a Estado Islámico (EI) en Irak.

El enviado de EE.UU. a la coalición contra EI, Brett McGurk, dijo en Twitter: «Estamos orgullosos de estar con ustedes en esta operación histórica».

Un anuncio de la ofensiva fue leído en la televisión iraquí durante las primeras horas del lunes.

El secretario de Defensa, Ash Carter, describió el plan como «decisivo en la campaña para dar a EI una derrota duradera».

Mosul, la segunda ciudad más grande del país, ha estado bajo el control de EI desde junio de 2014.

Fue desde ahí que el líder Abu Bakr al-Baghdadi declaró un califato -un estado gobernado de acuerdo con la ley islámica- en el territorio controlado por el grupo en Irak y Siria.

Mosul es el último bastión de EI en Irak. La pérdida de esta urbe marcaría su derrota efectiva en el país.

Impacto enorme

Después del anuncio de la ofensiva, se oyó ruido de ataques de artillería alrededor de la ciudad, según AP.

En un discurso transmitido por la televisión estatal en las primeras horas del lunes, Abadi dijo: «La hora de la victoria ha llegado, la operación para liberar a Mosul ha comenzado».

Combatientes Peshmerga kurdos, reunidos al este de Mosul, se preparan para el ataque.

«Hoy declaro el inicio de las operaciones heroicas para liberarlos de Daesh», dijo, usando otro nombre para designar al EI.

«Si Dios quiere, nos encontraremos en Mosul para celebrar la liberación y su salvación de EI para que podamos vivir juntos una vez más, todas las religiones unidas y juntos vamos a derrotar a Daesh para reconstruir esta querida ciudad de Mosul», agregó.

La ONU ha advertido que el impacto humanitario podría ser «enorme», y afectaría hasta 1,2 millones de personas.

No hay cifras concretas sobre el número de personas que permanecen en Mosul, pero había más de dos millones de allí cuando EI la tomó hace más de dos años.

Rodeado de oficiales iraquíes de alto rango, el primer ministro Haider al-Abadi prometió que sólo las fuerzas gubernamentales entrarían en Mosul, una ciudad de mayoría suní.

Esto, según los analistas, es un intento de contrarrestar los temores de que la operación se convierta en un conflicto sectario.
La operación para recuperar la ciudad, capital de la gobernación de Nínive norte, ha sido planeada durante meses.

Miles de fuerzas pro-gubernamentales han utilizado como plataforma una base aérea en la ciudad estratégica de Qayyarah, a unos 60 kilómetros al sur de Mosul, que fue recuperada en agosto.

Miles de volantes fueron lanzados para advertir a los residentes que la ofensiva es inminente.

El grupo ha perdido casi una cuarta parte del territorio que una vez controló, según nuevos datos.

El brigadier general Haider Fadhil dijo a la agencia de noticias AP que más de 25.000 tropas de soldados tomarían parte en la ofensiva.

Recuperar la ciudad podría tomar meses, dicen los observadores.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído