EL MACABRO DESFILE

Así pateaban hasta la muerte, mientras los arrastraban con tanques, a los fanáticos del ISIS

La violación de derechos humanos estuvo y esta a la orden del día, pero la guerra es así.

Y a los torturados, decapitadores y fanáticos islámicos que habían matado a sus hijos, violado a sus mujeres e impuesto el terror más espantosos durante cinco años, les dieron lo suyo los miembros de la coalición internacional las tropas iraquíes que barrieron Mosul de yihadistas del autodenoninado Estado Islámico.

Las fuerzas iraquíes hicieron caso omiso de Amnistía Internacional, que denunciaba las atrocodades que se estaban cometiendo en el último bastión del ISIS en Irak, cuya última ‘hazaña’ ha sdo arrastrar los cuerpos sin vida de los extremistas por las calles y patearles a gusto.

Tras recuperar durante las últimas horas el barrio de Al Zahraa, manteniendo así su avance firme aunque pausado en el este de la ciudad, al tiempo que ganaron terreno en el frente meridional hacia la comarca de Nimrud, sede de importantes ruinas de la época asiria, celebran exultantes su avance.

El ISIS utiliza a los civiles como escudos humanos y detona vehículos conducidos por suicidas, en barrios residenciales y contra las tropas. De hecho, el Ejército volvió a lanzar miles de panfletos sobre Mosul en los que pidió la colaboración de la gente, para «salvar la ciudad de la brutalidad» de los fanáticos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído