Conmoción en México: Norberto Ronquillo fue torturado y asfixiado según la autopsia

Conmoción en México: Norberto Ronquillo fue torturado y asfixiado según la autopsia
Norberto Ronquillo, el estudiante universitario secuestrado y asesinado en México.

«Solo confía y sigue tus sueños no te detengas por nada jamás«

Fue el mensaje que la madre de Norberto Ronquillo dejó ante su último publicación, el estudiante de octavo y último semestre de mercadotecnia en una universidad de Ciudad de México había compartido un mensaje del estrés que sentía por el reto que afrontaba.

Sin embargo, solo unas horas después de esa publicación, Norberto fue secuestrado y asesinado en la capital mexicana.

Los seis días que pasaron entre su rapto y la aparición de su cuerpo generaron una oleada de indignación y reclamos sobre la inseguridad que padecen los mexicanos, y en particular los habitantes de Ciudad de México.

Las autoridades locales han prometido que no habrá impunidad, pero el cómo procedieron en este caso ha sido cuestionado.

Al ser interrogado por lo sucedido, el presidente Andrés Manuel López Obrador -quien fue alcalde de Ciudad de México (2000-2005)- reconoció que hay una deuda en materia de seguridad de su gobierno.

«Estamos trabajando, esa es una asignatura pendiente, garantizar la paz y la tranquilidad en el país y en la Ciudad de México. Estamos ocupados y preocupados, lamentamos mucho estos casos, nos duelen, lo digo de manera sincera», dijo.

El secuestro

Hernández se encontraba la noche del martes 4 de junio en su escuela, la Universidad del Pedregal, ubicada en el barrio de Huipulco del sur de Ciudad de México (en una zona que no es considerada como de alto índice de delincuencia).

Alrededor de las 21:30 hora local, el joven dejó el centro y avisó a su novia, Jennifer Rosenfeld, que se dirigiría a la casa de una tía que se encuentra a unos 15 minutos de distancia, según las investigaciones divulgadas por las autoridades.

Unos 10 minutos después, los tíos del joven recibieron una llamada de una persona que aseguraba tener retenido a Hernández.

Para liberarlo, exigieron el pago de 5 millones de pesos (cerca de US$260.000).

El hecho fue denunciado ante la Fiscalía Antisecuestros de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Ciudad de México a las 00:41 del 5 de junio.

La familia, no obstante, prefirió que las autoridades no intervinieran, y por cuenta propia entregaron una suma equivalente a US$26.000 en un punto indicado por los secuestradores a unos 4 km de la universidad.

En tanto, el auto del joven fue encontrado a unas 10 cuadras de la Universidad del Pedregal.

A las 03:30, un primo de Hernández se dirigió al cruce de dos calles ubicado a 7 km de la escuela en el que le sería entregado Hernández.

Pero nunca fue liberado.

La autopsia

Las primeras investigaciones forenses reveladas por la procuradora Ernestina Godoy indican que, presuntamente, el joven de 22 años murió horas después de su secuestro.

«Por el estado en descomposición que tiene (el cadáver), podemos estar hablando de que probablemente esa misma noche (que fue asesinado)», dijo Godoy en una rueda de prensa el lunes.

La necropsia reveló que Hernández falleció por asfixia. Además de que tenía signos de haber sido torturado.

Godoy indicó que la actuación de la policía será parte de las investigaciones, pues se detectó que los policías movieron el auto del joven, por lo que evidencias pudieron ser manipuladas por descuido.

Pero otros involucrados en el caso han denunciado presuntas omisiones de las autoridades, principalmente durante los seis días que el joven estuvo desaparecido.

«Es muy lamentable que por trámites burocráticos no se haya empezado una investigación. No se empezó hasta que la comunidad tuvo que salir a las calles», señaló el rector de la Universidad del Pedregal, Armando Martínez.

Cifras de secuestros

Cifras de la ONG Alto al Secuestro muestran que en la capital mexicana hubo un aumento de 67% de los casos de secuestro en el periodo del gobierno anterior (2012-2018) respecto al previo (2006-2012). Así mismo destacaron que la capital mexicana «ocupa el tercer lugar a nivel nacional en número de secuestros».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido