EL JUICIO DE JOAQUÍN "EL CHAPO" GUZMÁN EN ESTADOS UNIDOS

Quién es la colombiana “admiradora” de «El Chapo» que cerró el juicio con un testimonio ‘mortal’ para el narco mexicano

Quién es la colombiana “admiradora” de "El Chapo" que cerró el juicio con un testimonio 'mortal' para el narco mexicano
Andrea Vélez, la exsocia de "El Chapo" YT

La estrategia de la Fiscalía para que Joaquín «El Chapo» Guzmán acabara siendo sentenciado a la cárcel de por vida, tenía varios nombre y apellidos, pero uno solo para el día final: Andrea Vélez.

El nombre de la mujer había salido a relucir varias veces durante el juicio, pero ella solo apareció en la última sesión, cuando se dictó la condena de cadena perpetua para el líder del Cartel de Sinaloa.

Invitada por la fiscalía para hablar como víctima, Vélez habló de cómo pasó de la «admiración profunda» por un «síndrome de Estocolmo» a temer por su vida.

«Soy un milagro de Dios porque el señor Guzmán trató de matarme y hoy tengo una oportunidad para decir la verdad», declaró.

Pero más allá de que trabajó para uno de los socios de «El Chapo» y que vive oculta por temor a que la maten, de ella se sabe bien poco.

De aliada a víctima del narco… y finalmente a colaboradora del FBI

Vélez asistió a la última sesión del juicio como invitada de la Fiscalía. Según las autoridades de EE.UU., proporcionó información importante para capturar a Guzmán.

Y aunque se presentó como víctima, antes de llegar a un acuerdo de colaboración con el FBI ya había sido acusada y sentenciada en Estados Unidos.

Según lo que se había dicho durante el juicio, había trabajado como secretaria de Alex Cifuentes, un narco aliado de «El Chapo».

«El Chapo», Alex CIfuentes y Andrea Vélez

En su intervención, conteniendo el llanto, la mujer relató cómo antes de que se deteriorara su relación con «El Chapo» había surgido «una empatía» entre ellos mientras desarrollaban el proyecto de una película sobre el narco.

«Quizás viví en carne propia el síndrome de Estocolmo», explicó.

Sin embargo, Vélez alegó que cuando vio «la realidad», trató de apartarse. «Me recordaron que si me alejaba de la organización solo podía salir en una bolsa de plástico».

Gerardo Lissardy, el periodista de BBC Mundo que cubrió el juicio en Nueva York, señala que «todo indica que la idea de los fiscales fue mostrar que se hizo justicia con la condena a ‘El Chapo’ y contrarrestar las afirmaciones de éste de que le negaron un proceso justo».

Durante el proceso, un agente del FBI dijo que la mujer había sido trasladada a EE.UU. «debido a una amenaza a su vida». Ahora vive en ese país con una identidad cambiada.

«Tuve todo y lo perdí todo, hasta mi identidad», dijo en la corte.

El juicio de «El Chapo» Guzmán en EEUU

Las razones para matarla

De acuerdo a lo que se dijo en el juicio, al mismo tiempo que Vélez trabajaba para Cifuentes en asuntos de drogas, tenía una «agencia de modelos» y negociaba relaciones o fiestas de mujeres con hombres poderosos.

Fue por eso que en 2013 «El Chapo» le pidió a Vélez que intentara sobornar con US$10 millones a un general mexicano que contrataba sus servicios de compañía.

El militar rechazó el pago porque detestaba a Guzmán, según el testimonio que rindió Cifuentes en enero.

En su testimonio, Vélez también dijo que Guzmán la usó como «carnada» para secuestrar a un militar en Ecuador y aseguró que Guzmán ofreció un millón de dólares a la organización ilegal Hells Angels para acabar con su vida.

Aunque no están del todo claros los motivos, con base en el testimonio de Cifuentes, según le dice a BBC Mundo la periodista Alejandra Ibarra, autora del libro «El Chapo, el juicio del siglo», el asunto pudo estar relacionado con que Guzmán le pidió que la mataran «por mentirosa».

Durante sus declaraciones en el proceso, Cifuentes habló del plan para contratar a los Hells Angels para acabar con la vida de Velez. «Traicionó a mi patrón», dijo.

Perdón

Según un agente del FBI, en septiembre de 2012 se acercaron a Vélez para ofrecerle que comenzara a cooperar de forma encubierta.

Ella aceptó y le dieron instrucciones para que «interactuara directamente» con «El Chapo» y Cifuentes y les brindara información sobre ellos.

También dijo que solicitó una visa S (especial) y recibió aproximadamente US$290.000 por su colaboración.

«Pagué un precio alto por mis acciones, perdí a mi familia y a mis amigos».

Vélez dijo que quería contar su testimonio para los jóvenes que se involucran en el «mundo de terror» que es el narcotráfico y para «ser la voz de muchas más víctimas de esta guerra que no llegaron porque sus vidas fueron cegadas».

También pidió perdón por haber participado en el narcotráfico, dijo que perdona a Guzmán y que espera que él la perdone a ella.

«Tiene dos hermosas hijas a las que no les gustaría que le pasara lo mismo que a mí».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído