El representante de PDVSA que realizó los pagos al hijo del exembajador de Zapatero se suicidó sin declarar

El representante de PDVSA que realizó los pagos al hijo del exembajador de Zapatero se suicidó sin declarar

El venezolano Juan Carlos Márquez fue el encargado desde la estatal PDVSA para firmar presuntos contratos ficticios con la sociedad Aequitas Abogados y Consultores y que se hicieran los pagos desde la petrolera a Alejo, hijo del exembajador Raúl Morodo.

Luego de que el juez Santiago Pedraz y la Fiscalía Anticorrupción iniciaran la operación en contra del chavista, este se comprometió a colaborar con la Justicia para que la investigación avanzara, lo había hecho justo dos días antes de suicidarse, así lo comento Carmen Lucas-Torres para El Español.

Márquez había declarado como investigado el pasado viernes y afirmó que colaboraría lo que hiciera falta para aclarar su papel entre PDVSA y las empresas de los Morodo, según fuentes jurídicas, puesto que su firma aparecía en los contratos entre la estatal venezolana y éstos y también estaba acusado de blanqueo.

El juez lo había citado nuevamente para que acudiera a su despacho el pasado lunes 23 de julio, pero Márquez no acudió.

La Policía le encontró ahorcado en una nave de Alcobendas (Madrid), según adelantó Vozpópuli.com y la autopsia ha confirmado que se suicidó, según el mismo diario.

La acusación internacional contra altos cargos de PDVSA, que ha llevado a algunos de ellos a estar perseguidos por distintos tribunales de Estados Unidos (Texas, Florida o Washington) sitúa a Márquez dentro de la «red de corrupción institucional que expolió los recursos económicos de Venezuela al calor de Hugo Chávez y ahora blanquea dicho expolio con operaciones de inversión, sobre todo inmobiliarias, en países europeos como Francia y España», según trasladan fuentes jurídicas internacionales.

El juzgado de instrucción número 41 de Madrid ha investigado a distintos ciudadanos venezolanos en nuestro país por presunta «conspiración para el blanqueo de capitales» de fondos provenientes de la corrupción y el fraude cometidos por cargos de PDVSA. Una investigación que, como adelantó este diario, se ha trasladado también a la Audiencia Nacional.

Márquez fue secretario del Consejo de Administración y de la Asamblea de Accionistas de Petróleos de Venezuela cuando Rafael Ramírez, al que se sitúa como el director del desfalco de la mayor empresa estatal venezolana, era el presidente de PDVSA y ministro del Poder Popular del Petróleo y Minería.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído