ESTADOS UNIDOS

Qué mensaje envía Trump a las dictaduras de América Latina con la salida de John Bolton

El pasado 10 de septiembre el presidente Donald Trump informó mediante un tuit que había despedido a John Bolton quien se desempeñaba como asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Qué mensaje envía Trump a las dictaduras de América Latina con la salida de John Bolton
Donald Trump y John Bolton

John Bolton estuvo más de 500 días como asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, uno de los asmepctos más resaltantes de su gestión fue fijar el foco en la influencia de Estados Unidos en América Latina para la recuperación de la democracia en la región.

Bolton fue arquitecto del endurecimiento de la política de Washington hacia los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua, a los que denominó la «troika de la tiranía».

Su fijación con Venezuela y rechazo al presidente Nicolás Maduro fue tal que, entre fines de enero y mediados de abril, Bolton dedicó tres de cada cuatro de sus tuits al país sudamericano.

Pero la crisis venezolana se volvió también uno de los temas de discrepancias entre Bolton y Trump, quien llegó a quejarse en privado de que fue mal informado sobre lo fácil que sería sustituir a Maduro por el líder opositor Juan Guaidó.

Mientras que Trump suele ser contrario a promover cambios de gobierno en otros países y a involucrar a EE.UU. en conflictos extranjeros, Bolton es un «halcón» que cree en la necesidad de ese tipo de políticas incluso con el uso de la fuerza.

«Informé a John Bolton la pasada noche que sus servicios dejan de ser necesarios en la Casa Blanca. Discrepé fuertemente con muchas de sus sugerencias, al igual que otros en el gobierno», dijo trump en un tuit.

Las diferencias entre Trump y Bolton iban mucho más allá de Venezuela y alcanzaban temas delicados de la política exterior de EE.UU. como Irán, Corea del Norte y Afganistán.

Trump se ha mostrado dispuesto a explorar la vía del diálogo con Corea del Norte e incluso Irán, e invitó a líderes del Talibán a EE.UU. para buscar un acuerdo de paz, aunque canceló el encuentro el fin de semana.

En cambio Bolton, que participó en los tres gobiernos republicanos previos al de Trump y promovió la guerra de Irak en 2003, se opone a negociar con quienes considera enemigos.

Bolton «era más militarista que Trump y creo que Trump se sentía incómodo con eso», dice a BBC Mundo Mark Feierstein, director de asuntos hemisféricos en el Consejo de Seguridad Nacional durante el gobierno de Barack Obama.

«Esperemos ver un enfoque más coherente y cohesivo de la política exterior con su partida: las cosas estaban bastante caóticas», agrega Feierstein.

John Bolton y Nicolás Maduro

Para prever con más claridad el cambio que supone realmente el alejamiento de Bolton de la Casa Blanca, habrá que saber primero quién lo va a sustituir.

Algo en lo que coinciden observadores es que difícilmente Trump elegirá para el cargo a alguien de línea igual o más dura que Bolton.

Respecto a la política hacia América Latina, dependerá también de la permanencia o salida del equipo del Consejo de Seguridad Nacional que maneja los asuntos regionales, advierte Feierstein, hoy asesor de Albright Stonebridge Group, un influyente grupo de consultoría global con sede en Washington.

En el caso de Cuba, Bolton impulsó cambios que revirtieron parcialmente el acercamiento que Obama había iniciado con el gobierno de la isla, por ejemplo restringiendo viajes y remesas.

En Venezuela, defendió las sanciones económicas contra el gobierno de Maduro y la petrolera estatal PDVSA, y llamó sin éxito a los líderes militares a apoyar al líder opositor Guaidó, a quien Trump reconoció como presidente interino del país a fines de enero.

La permanencia de Maduro en el poder, con el apoyo de Rusia y China, y la dilatación de la crisis venezolana contribuyó al desgaste de Bolton. Según medios de EE.UU., Trump criticó la postura intervencionista asumida, contraria a su idea de mantenerse alejado de crisis extranjeras.

Con la salida de Bolton, Guaidó ha perdido un aliado importante en la Casa Blanca.

Pero la política de EE.UU. hacia Venezuela o cualquier otro país estaba lejos de depender exclusivamente de Bolton.

Consultado por la prensa en la Casa Blanca sobre lo que puede significar para Venezuela la salida de Bolton, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, recordó este mismo martes que su oficina y el Departamento de Estado «han estado increíblemente activos en las sanciones» a ese país.

«Estamos preocupados por la gente allí y lo que está sucediendo en la crisis humanitaria», agregó junto al secretario de Estado, Mike Pompeo, quien también ha promovido la salida de Maduro.

Cynthia Arnson, directora del programa América Latina del Wilson Center en Washington, sostiene que «Bolton prestó atención a América Latina en la medida en que estaba comprometido con el cambio de régimen en Venezuela, Cuba y Nicaragua».

Pero advierte que Bolton no estaba solo en sus puntos de vista y su reemplazo «en el mejor de los casos, podría abrir una oportunidad para un nuevo enfoque» hacia toda la región.

«Sin embargo, es raro que un asesor de seguridad nacional de EE.UU. se preocupe profundamente por América Latina«, dijo Arnson a BBC Mundo.

«Mis expectativas de un cambio fundamental son bastante bajas».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído