EL GOBIERNO SOCIALISTA, SUS AMIGOS, SOCIOS Y COMPINCHES

Así ha terminado de cabrear Sánchez a Trump y hundido las relaciones entre EEUU y España

Así ha terminado de cabrear Sánchez a Trump y hundido las relaciones entre EEUU y España
Así buscó Pedro Sánchez la foto con Trump mientras este pasaba de él. PD

El socialista Pedro Sánchez es como el pato patagónico: más chulo que un ocho y pisada que da, cagada que deja.

Cuando esta semana supo que el narcogeneral venezolano Hugo Carvajal estaba en paradero desconocido, después de que la Audiencia Nacional española hubiera autorizado su extradición a EEUU, la Administración Trump dijo que esa fuga es «una gran vergüenza» para el Gobierno socialista de España.

Explica David Alandete en ‘ABC’, este 16 de noviembre de 2019, que el ministro de Exteriores español podría haber intentado dar alguna explicación el jueves en una reunión de la coalición contra el Daesh en Washington a la que estaba convocado.

Josep Borrell, sin embargo, se ausentó de esa reunión, a la que acudieron 15 ministros, porque estaba aún en Cuba acompañando a los Reyes en una visita.

La diplomacia norteamericana cree que ese viaje a Cuba le ha dado al régimen castrista una oportunidad para «hacer propaganda». En apenas 18 meses de existencia, buena parte de ellos en funciones, el Ejecutivo de Sánchez ha llevado a España a una de sus peores épocas en las relaciones con Washington. Estos son los encontronazos mas relevantes.

España, morosa
Donald Trump ha pasado de recibir en 2017 a Mariano Rajoy con honores en la Casa Blanca y dar una rueda de prensa conjunta en el rosal en la que defendió la unidad de España ante el pulso separatista catalán, a criticar a España por ser «morosa» en gasto de Defensa. En una rueda de prensa conjunta con el presidente italiano, Sergio Mattarella, hace un mes, Trump dijo que «20 países [europeos] son morosos en sus pagos a la OTAN. Lo han sido muchos años. Alemania está al 1,3%, como mucho, depende del cálculo. España está a menos del 1%». El compromiso de los países miembros de la OTAN es invertir al menos un 2% en defensa.

La retirada de la fragata
En mayo, en un momento de máxima tensión en el golfo Pérsico, Trump ordenó el envío del portaaviones Abraham Lincoln a aguas internacionales frente a Irán para, entre otras cosas, asegurar el suministro mundial del crudo. Con ese portaaviones viajaba un grupo de navíos en el que se hallaba una fragata española, la Méndez Núñez. El gobierno de Sánchez la retiró apresuradamente alegando que esa misión en Irán «no estaba prevista».

Sin contar con España
En julio, la Real Armada británica apresó en aguas de Gibraltar un petrolero iraní a petición del gobierno de EE.UU. porque violaba sanciones internacionales, al transportar petróleo al régimen de Siria. Se informó antes al gobierno español, pero no se tuvieron en cuenta sus protestas, motivadas por el hecho de que el navío apresado quedara en Gibraltar, colonia británica cuya soberanía reclama España.

El peso de los aranceles
En octubre, entraron en vigor aranceles contra productos fabricados en la Unión Europea entre los que se encuentran el aceite de oliva y la aceituna de España. En sentido estricto, esos aranceles son la respuesta a un fallo de la Organización Mundial del Comercio por subsidios europeos ilegales al consorcio Airbus. Trump, sin embargo, ha convertido los aranceles en un arma política y los ha relacionado con el desequilibro comercial y las tasas a las digitales que se planean en Europa. Es cierto que cuando le vistió el presidente Mattarella, Trump le prometió aligerar los aranceles solo sobre los productos italianos. Esa misma semana se hallaba de visita en Washington la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, que no se vio ni con si homólogo ni con el responsable de Comercio de la Casa Blanca.

Los problemáticos viajes a Cuba
La primera visita de los Reyes a Cuba, que acabó el jueves, no ha sentado bien en Washington. Un alto diplomático estadounidense, el subsecretario adjunto de Estado para América Latina, Jon Piechowski, dijo la semana pasada en una entrevista a ABC que el viaje de los Reyes «para el régimen comunista de La Habana es una oportunidad de montar un espectáculo propagandístico, de fingir una legitimidad que no tiene». Se le unió después el influyente senador republicano Marco Rubio, que dijo en una carta que el viaje «le servirá como propaganda de legitimidad a un régimen que le ha abierto las puertas al narco dictador venezolano Nicolás Maduro y a otros elementos extranjeros malignos que a diario socavan los valores democráticos del hemisferio». Hace un año, Sánchez fue a Cuba y tampoco se vio con la disidencia democrática. Es Moncloa la que organiza los viajes de los Reyes.

Tensiones por Venezuela
El Gobierno español tuvo en abril la oportunidad de llevar la crisis de Venezuela, con el creciente apoyo de Rusia al régimen de Nicolás Maduro, a una reunión ministerial de la Alianza Atlántica en Washington. El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, propuso hablar del asunto en su turno de palabra, pero Borrell renunció a replicar después bajo la excusa de que «la OTAN no está en Venezuela y este no es un «chat» para hablar sobre los problemas del mundo», según dijo después en declaraciones a los medios de comunicación.

Sanciones en el horizonte
La agencia Bloomberg reveló hace dos semanas que el Tesoro de EE.UU. planea sanciones en respuesta a una cuenta que el régimen venezolano tiene en el Banco de España. La diplomacia norteamericana se opone y mantiene que no tiene constancia de que se estén preparando esas sanciones. Preguntado por ellas, sin embargo, Trump no las negó, y dijo: « Ya veremos». A eso, su asesora especial en la Casa Blanca, Kellyanne Conway, añadió que el presidente Trump «no teme aplicar sanciones si cree que son necesarias y útiles, aunque no he hablado con él directamente del caso de España».

David Alandete de ‘ABC’ preguntó además por las posibles sanciones a España a la Casa Blanca, que a través de un funcionario no las negó y ofreció esta repuesta por correo electrónico: «Tal y como ha dejado claro el presidente al anunciar su decreto, EE.UU. investigará y perseguirá la aplicación de medidas punitivas relacionadas con las sanciones que están en pie sobre Venezuela. La comunidad financiera internacional debería tomar nota y ahorrarse el riesgo de las sanciones de EE.UU. por tener trato con Maduro. Nunca avanzaremos posibles acciones punitivas de cara a futuro».

La «vergüenza» de la fuga de Carvajal
El enviado especial de Estados Unidos para la crisis en Venezuela, el veterano diplomático Elliot Abrams, dijo este miércoles durante un acto en Washington que «es una situación vergonzosa para el Gobierno de España» que quien fuera jefe de inteligencia de Venezuela, Hugo Carvajal, haya huido cuando iba a ser extraditado. «Lo que está pasando con Hugo Carvajal es un escándalo para el Gobierno español», dijo Abrams durante un evento de la Alianza EE.UU.-Venezuela. «Es muy embarazoso, esperamos que la Policía española lo vuelva a detener, por favor, que lo arreste y lo traiga a EE.UU.»

Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído