LA LAMENTABLE OPOSICIÓN A LA FÉRREA DICTADURA VENEZOLANA

¿Juan Guaidó K.O.?: Los cuatro ‘bombazos’ de su exembajador en Colombia que desvelan el fracaso del Gobierno interino

El exembajador de Venezuela en Colombia, Humberto Calderón Berti, desveló la situación que vivió mientras fue parte del equipo de Guaidó

¿Juan Guaidó K.O.?: Los cuatro 'bombazos' de su exembajador en Colombia que desvelan el fracaso del Gobierno interino
Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela reconocido por más de 50 países.

Hasta principios de esta semana Humberto Calderon Berti fue embajador del gobierno interino de Venezuela en Colombia, pero sorpresivamente fue destituido por el presidente Juan Guaidó, una carta con fecha del martes 26 de noviembre, publicada en las redes sociales reza: «hemos decidido designar un nuevo embajador ante la república de Colombia».

Guaidó alegaba que esto obedecía a cambios en su política exterior, pero hasta ahora solo se conoce la remoción de Calderón Berti.

Pero el también experto petrolero ofreció una rueda de prensa este viernes 29 de noviembre, en la que respondió ante todos los venezolanos y la comunidad internacional por el cargo que desempeñó, aprovechando la oportunidad para soltar cuatro bombazos que parece que hundirán definitivamente el enésimo proyecto (desperdiciado y mal ejecutado) de la oposición venezolana por sacar a la narcodictadura del poder en Venezuela.

Humberto Calderón Berti.

El «Caso Cúcuta», hechos de corrupción que persiguen al Gobierno interino

Humberto Calderón Berti respondió con total rotundidad ante el llamado «Caso Cúcuta», en el cual están siendo investigados miembros del Gobierno interino por parte de la Fiscalía de Colombia producto de presuntos malos manejos de recursos públicos venezolanos que estaban destinados a la ayuda de militares huidos de Venezuela.

En relación con este tema lanzó las siguientes afirmaciones:

  1. «Llegaron 148 militares que nunca recibieron apoyo de nadie, fueron colocados en unos hoteles, por personas designadas por el presidente Guaidó, de su entorno y esa gente manejó unos recursos que nunca supe de dónde venían ni cómo se gastaron».
  2. “Las autoridades colombianas me dieron la alerta, me mostraron documentos donde se hablaba de prostitutas, de licor, de cosas indebidas, de mal manejo de los recursos”.
  3. «Hubo facturación ficticia, doble facturación, me correspondía como embajador mandar a hacer una auditoría, Leopoldo López sabía que se estaba haciendo».
  4. «Yo no tuve nada que ver con que se filtrara la información a PanAm Post, pero ese no fue el hecho, el hecho fue que ocurrió un mal manejo de los recursos, algo indebido y la prensa está en su obligación, es su trabajo y la gente está en el derecho de mantenerse informado».
  5. «No se trata de que el monto sea muy pequeño, el régimen venezolano tiene acostumbrada a la gente a escuchar de robos 100 millones, 200 millones o 500 millones, no es un problema de monto, el hecho fue que ocurrió y eso había que sancionarlo».
  6. «Yo hice lo que tenía que hacer, presentarlo ante las autoridades de Colombia… este es un país serio (Colombia), eso es lo que quiero para mi país, lo único que aspiro es que estemos atentos, lo que decida la Fiscalía yo lo voy a aceptar, pero también voy a estar atento a las manipulaciones que pretendan hacer, que estoy seguro que no las van a aceptar (las instituciones de Colombia).

Monómeros: partidos sedientos de cargos y poder

El exembajador de Venezuela en Colombia narró cómo fue su experiencia personal y directa en el caso de Monómeros, una empresa petroquímica propiedad de Venezuela que opera en Colombia y que tras el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino fue arrancada de las garras del narcochavismo gracias al apoyo del presidente Iván Duque.

“Cuando yo vi lo que ocurrió en Monómeros, ahí nos dedicamos nosotros, el procurador, Leopoldo López y yo, de hacer una cosa bien hecha, mi oficio es el petróleo, toda mi vida… yo quise dar un ejemplo de lo que se hiciera en Monómeros fuera un ejemplo de lo que va a ser una Venezuela distinta, se hicieron unas sugerencias de puros profesionales a los que yo no conocía, pero pedí referencia de ellos en todo el sector petroquímico, ¿qué hicieron los partidos? metieron la mano, metieron gente no calificada, metieron gente de poca reputación, no puede haber en las empresas públicas rebatiñas, ni reparto partidista, a la gente hay que escogerla por sus condiciones, por sus credenciales”.

Y más adelante remató con un diagnóstico que deja ver que el gobierno interino no ha estado a la altura del esfuerzo que necesita Venezuela para la recuperación del país ante la catástrofe socialista, “Lo más dañino que se le ha hecho al país es dañar a la población en sus valores éticos y morales, hay que hacer un gran esfuerzo, pero ese esfuerzo no puede ser solamente un discurso, ese esfuerzo tiene que ser un comportamiento permanente de la dirigencia». Y allí lanzó un dardo a los políticos venezolanos de oposición y los principales partidos, «la gente no puede ir al servicio público a servirse y a robar, la gente sabe que el servicio público tiene que ser un trabajo de apostolado, para tener un país digno, para tener un país mejor”.

Traición de la oposición venezolana a su principal aliado, el Gobierno de Colombia

El constante e insistente diálogo con el régimen chavista ha generado reiterados fracasos en la oposición y en la sociedad venezolana en sus intentos por retornar a la democracia, pero lo más grave en esta oportunidad, según la narración de los hechos que hace el diplomático venezolano, es que con los diálogos de Noruega y Barbados “se traicionó al principal aliado internacional” refiriéndose a Colombia:

“Cuando se iniciaron los diálogos tuve mis reservas, en una oportunidad que acudí a un programa de televisión dije, ‘creo que a los representantes del presidente Guaidó los están mangoneando (engañando)’, y eso causó mucho malestar… pero ¿qué pasó con los diálogos? Lo que yo pronostiqué que iba a ocurrir, fue un fracaso acaban de decir, pero peor que los diálogos fue no haber tenido consideración con nuestros aliados, no hay derecho, que nuestros aliados fundamentales en esta lucha contra la tiranía, que es Colombia, se haya enterado de esto por la prensa, a los aliados hay que tenerles consideración, respeto, no estoy pidiendo que se les pida permiso, pero la solidaridad que hemos recibido por lo menos amerita una retribución de transparencia, frente a ellos, frente a los Estados Unidos y frente a todos los demás… y me consta por las responsabilidades que he tenido aquí en Colombia el malestar que eso ha originado”

Posteriormente y muy en relación con este punto, el ya exembajador profundizó respecto a la fórmula para salir del régimen y argumentó las razones por las cuales no se puede participar en elecciones en Venezuela en las actuales circunstancias.

“Yo no participé en la redacción del estatuto de la transición, lo conocí por la prensa, ¿quien redactó ese estatuto? La Asamblea Nacional, lo aprobaron los diputados de la Asamblea Nacional, es una ley nacional… ¿Quién en su sano juicio puede pensar que, con Nicolás Maduro al frente del país, con el Plan República, con el Consejo Nacional Electoral se pueden realizar elecciones libres? Nadie… cualquier iniciativa en ese sentido es ir al matadero”

El verdadero Presidente en las sombras

El líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, se encuentra afrontando la persecución del régimen chavista desde el año 2008, cuando Hugo Chávez lo inhabilitó para evitar medirse contra un político que venía con un gran apoyo de los venezolanos, algo que se ha sostenido en el tiempo y que llevó al líder venezolano a la cárcel en 2014 con una condena de 13 años y 9 meses de prisión.

Debido a estas circunstancias emergió el nombre Juan Guaidó como figura que pudiera liderar el cambio en Venezuela a través de la Presidencia interina, dada la alineación de los factores internacionales. Sin embargo, se puede leer de las palabras del exembajador, que Guaidó no ha asumido tal liderazgo y que son otros (quizás Leopoldo López) quienes terminan tomando las decisiones, por lo cual afirmó que se vio en la necesidad de enviarle un mensaje para que corrigiera esa situación, “En una oportunidad vino una persona de su confianza y le sugerí dos cosas, que revisara bien su entorno y en segundo lugar, que actuara él, sin tutelaje de ninguna especie”.

El equipo de comunicación del presidente Juan Guaidó respondió a su exembajador con un breve comunicado, en él afirma que «el gobierno interino reitera su compromiso con la alianza con nuestra República de Colombia y la transparencia de nuestra gestión”.

También se destaca que desde el «primer momento del llamado ‘Caso Cúcuta’ ha evidenciado su voluntad de que las autoridades investiguen hasta las últimas consecuencias». En ese sentido, advirtió que aguarda los resultados de la Fiscalía de Colombia y espera que la conclusión que emita este organismo judicial sea «respetada».

Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído